Puma, mide su impacto ambiental

Puma, mide su impacto ambiental

303
0

Que mejor ejemplo que las zapatillas para hablar de huellas, pero estas no son positivas, o por lo menos no son las huellas que queremos dejarle al mundo.

Lo bueno es que lentamente se está tomando conciencia que los recursos naturales tienen un valor, que los desechos también y que todo forma parte de un costo total.

La empresa de indumentaria PUMA, con el apoyo de PwC y Trucost, ha presentado  los resultados de su primer Análisis Contable de Ganancias y Pérdidas Ambientales (E P & L) que valorariza los impactos ambientales de sus productos.  El análisis se centró en los impactos ambientales causados por los gases de efecto invernadero (GEI), los residuos y la contaminación del aire, así como el uso de recursos naturales como el agua y la tierra a lo largo de la cadena de valor, desde la producción de materias primas y procesos de producción, hasta la  fase cuando los clientes la utilizan, en el lavado, planchado en seco y, finalmente, la disposición de los productos.

 

En los resultados se comparan los impactos ambientales de la cuna a la tumba de un zapato convencional  y de una camiseta con alternativas más sostenibles e ilustran cómo un enfoque sostenible de la producción reduce el impacto sobre el medio ambiente en un tercio en comparación con los productos convencionales.

 

Alan McGill, socio de PwC, dijo que  “al poner un valor a los impactos ambientales de un producto, trae al primer plano los debates sobre la fijación de precios de productos básicos, la seguridad de los recursos naturales y el suministro. Incluso como una metodología emergente, que desafía el pensamiento empresarial convencional sobre cómo medir y controlar el valor intrínseco del medio ambiente y los impactos de lo que compramos”.

 

“La escasez de los recursos naturales y el precio ya no es un debate académico, es un problema para todas las empresas y los consumidores. Medición y valorando los impactos es el primer paso para entender lo que tenemos que hacer para vivir dentro de los límites de nuestro planeta. Pone consumidores y las empresas las decisiones de compra en la primera línea de los debates ambientales y la escasez de recursos. Nuestra investigación muestra que, en general, los consumidores no están dispuestos a pagar una prima significativa para los bienes sostenibles, sin embargo, cuando el nivel de precios y la calidad es similar, el producto más sostenible queda en primer lugar“, cierra Malcolm Preston, Líder  Global de Sostenibilidad y el Cambio Climático de PwC.

 

“Los resultados demuestran dramáticamente  que tenemos que aumentar de manera constante la proporción de materiales sostenibles en nuestras colecciones para que podamos mitigar no sólo la nuestra, sino también la huella ambiental de nuestros consumidores”, dice la empresa.

 

Puma también hace un llamamiento a los gobiernos para empezar a apoyar a las empresas a utilizar materiales más sostenibles en sus productos en lugar de continuar con los incentivos anticuadas, como los derechos de importación de materiales sintéticos que son, en principio, mucho más altos en comparación con los que se encuentran en artículos de cuero, independientemente de la huella ambiental. Para la textil, los gobiernos tienen una oportunidad única para incentivar a las empresas para que puedan acelerar su evolución hacia una economía más sostenible a través de prácticas más sostenibles  en sus productos.

 

“Si hablamos de sustentabilidad tenemos que pensar a mediano y largo plazo, incluso en tiempos de incertidumbre”

 

Los debates ya se están dando en las grandes empresas, falta encontrar quién se va a hacer cargo de los costos, espero que no siga siendo el planeta,

 

 

Redacción sustentar.

(Visited 2 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta