Tecnología sustentable

10 PRODUCTOS CON PLÁSTICO REEMPLAZADO POR MATERIAL BIODEGRADABLE

22 de Abril del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Existe en la actualidad una tendencia mundial muy clara en las líneas de producción a la eliminación o diminución progresiva del plástico en el uso y fabricación de múltiples productos. Sin embargo, es una tendencia que aun está muy lejos de ser dominante. Las reformas impulsadas en muchos lugares no han estado exentas de polémicas entre “prohibicionistas” y “regulacionistas”.


Según algunos no hay proceso para hacer el circuito de la comercialización, mientras que para otros las plantas no están capacitadas para el posconsumo.

Pero la necesidad ha dado a luz a muchos productos cuya materia nunca habríamos imaginado pudiese ser material biodegradable. Estos son algunos de ellos:


BOTELLAS

Las botellas de plástico pueden ser sustituidas por otras de materiales alternativos como el aluminio y el vidrio. La realidad es que en cada caso hay que verificar cuál es la mejor estrategia y de menor impacto, lo descartable suele ser la peor opción. También se puede explorar materiales compostables, biodegradables que permitan la disposición con menor impacto, como propone de la cuna a la cuna. En caso de no poder sustituirlo, la mejor estrategia para reducir su impacto es aplicar las 'tres R': reducir, reciclar y reutilizar.

BOLSAS DE COMPRA

Estas sí que tienen sus días contados. De hecho, ya hay cadenas de supermercados donde no están disponibles y son sustituidas, por ejemplo, por la tela y el papel. Las bolsas derivadas de celulosa, además, son reciclables y biodegradables, pero tienen un alto impacto en su extracción y producción.


CUBIERTOS DE UN SOLO USO

El bambú se erige como alternativa sostenible al plástico para este tipo de utensilios. Es resistente y se puede lavar sin problema. Igualmente en este punto, es más sostenible los cubiertos de metal, que se pueden reusar, y hasta pasar de generación en generación. Lo que hay que cambiar es el paradigma de usar y tirar.

FILM DE EMPAQUETADO


Este producto genera una importante cantidad de residuos, pero ya existen alternativas con materiales biodegradables que permiten un manejo más sostenible. Un ejemplo son los sistemas a base de fibras de origen vegetal (celulosa) que sustituyen las tradicionales (y dañinas) anillas plásticas para el transporte de latas de bebida. También están los wraps, una alternativa domestica sostenible, que consiste en un paño de algodón tratado con ceras, y es lavable lo cual mantiene los alimentos en excelentes condiciones.

SORBETES

Su alternativa ecológica es el papel. Las pajitas de este material ya están disponibles en el mercado: se trata de un papel grueso, especialmente tratado para estar en contacto con alimentos, lo que aporta seguridad al mismo tiempo que los mantiene rígidos durante horas. También están las reutilizables, que cada cliente se puede llevar consigo.

CEPILLOS DE DIENTES

Los utensilios de limpieza bucal son un ejemplo de productos que parecían destinados a fabricarse siempre con plástico hasta ahora. Las alternativas ecológicas pasan por cepillos biodegradables y compostables, realizados a base de madera o de bambú, caña y algunas nuevas alternativas que ya se estan probando. También tenemos pastas dentales a base de bicarbonato de sodio y otros componentes que no tienen microesferas de plástico, etc.


PLATOS Y VASOS DESECHABLES


Las vajillas desechables, por su propia comodidad, han amenizado infinidad de cumpleaños, fiestas y reuniones, pero el plástico está obligado a desaparecer. Al día de hoy, ya se pueden adquirir platos y vasos desechables realizados a base de hojas de platanero, almidón de maíz o papel, todos ellos reciclables y compostables.



COTONETES
En sustitución del plástico, cualquier usuario puede recurrir a los bastoncillos de bambú, que son naturales, ecológicos y biodegradables.



TRAPOS
En estos casos, los plásticos son fácilmente sustituibles por trapos de algodón, que incluso se pueden generar a partir de ropa ya sin uso. Una alternativa más absorbente son las bayetas compostables de celulosa, que ofrecen un gran rendimiento y se pueden lavar muchas veces.



POLIÉSTER Y TELA SINTÉTICA

El poliéster no es biodegradable, procede principalmente del petróleo (no renovable) y en su lavado genera microplásticos que acaban en ríos y mares. La principal alternativa son las fibras de origen natural, donde el algodón supone una gran parte de la producción mundial, aunque su crecimiento se encuentra limitado por superficie. En esta situación, las fibras naturales procedentes de la celulosa suponen una alternativa sostenible para las prendas del futuro.

Compartir en redes sociales