Ambiente

25 DE MARZO: NUEVA MARCHA MUNDIAL POR EL CLIMA EXIGE REPARACIÓN Y JUSTICIA

28 de Enero del 2022 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir


Una cuenta regresiva en la web de Fridays for Future marca segundos, minutos, horas y días para la convocatoria a movilizarse el viernes 25 de marzo en todo el mundo. ¿La demanda? “Reparaciones y justicia climática” bajo la consigna “People not Profit” (Gente, no lucro). “Su ganancia es nuestra muerte. Su beneficio es nuestro sufrimiento”, explican.


Estados Unidos, México, Canadá, Alemania, España, Colombia, Argentina, Ecuador, Bangladesh, Nigeria, Reino Unido, Suecia, Brasil y Países Bajos son solo algunos de los puntos de convocatoria ya accesibles en el mapa interactivo en el sitio de Fridays for Future, a los que se siguen sumando nuevos en todos los continentes. 

Tras el sabor a poco de la última cumbre en Glasgow, Escocia, el movimiento juvenil por el clima que encabeza Greta Thunberg se apoya en luchas y experiencias históricas para denunciar “un sistema donde las naciones ricas son responsables del 92 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y el 1 % más rico de la población mundial es responsable del doble de la contaminación producida por el 50 % más pobre”.

El complejo escenario climático actual, con la ocurrencia de eventos extremos como olas de calor, graves sequías, tormentas e inundaciones, no es natural. Fridays for Future apunta directamente a “siglos de explotación y opresión a través del colonialismo, el extractivismo y el capitalismo”, cuyos efectos se descargan con especial dureza en ciertas comunidades y regiones.

¿DE QUÉ REPARACIÓN HABLAN?

La justicia reparadora a la que hacen referencia no tiene que ver con caridad o préstamos. Según la organización, se trata de dar respuesta a las demandas de tierra por parte de comunidades indígenas, negras, antipatriarcales y marginadas, así como de repartir riquezas, tecnología, información, tareas de cuidados y poder político para hacer frente a la adaptación, la pérdida y los daños causados por esta crisis. “Del norte hacia el sur y de arriba hacia abajo”, explican, y agregan: “La descolonización, utilizando la herramienta de las reparaciones climáticas, es el mejor tipo de acción climática”.

CORPORACIONES Y GOBIERNOS SON RESPONSABLES

En el duro documento, Fridays for Future define la lucha climática como “lucha de clases”, señalando la responsabilidad de la clase dominante en la destrucción del planeta: “Sacrifican deliberadamente los ecosistemas y los pueblos del sur global en aras de su supuesto ‘desarrollo’ y ‘crecimiento económico’ duradero. Mientras tanto, la clase trabajadora es utilizada como herramienta para construir el mismo sistema que los está destruyendo”.

Argentina no es ajena al falso debate entre ambiente y “desarrollo”: solo en los últimos dos años ha habido importantes conflictos socioambientales contra la idea de “zonas de sacrificio” para la megaminería, las megagranjas industriales y las petroleras de norte a sur del país. 

¿QUÉ ES FRIDAYS FOR FUTURE?

El puntapié del movimiento juvenil por el clima lo dio Greta Thunberg en 2018, cuando, en plena ola de calor en Suecia y alertada por la información científica, decidió faltar a clases del 20 de agosto al 8 de septiembre para protestar en el Parlamento en reclamo de acciones contra la crisis climática en línea con el Acuerdo de París. Este último, advierte sobre las consecuencias de superar los 1.5 °C de aumento en la temperatura terrestre respecto a niveles preindustriales.

A partir de ahí los “viernes por el futuro” fueron creciendo y sumaron a millones en las marchas globales y la semana climática de 2019. “Nadie es demasiado pequeño para hacer la diferencia”, dicen.

Compartir en redes sociales