Ambiente

5 TIPS PARA HABLAR SOBRE CRISIS CLIMÁTICA CON TUS AMIGOS Y FAMILIARES

29 de Noviembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir


Hablar de la crisis climática es difícil. Existe un negacionismo instalado aun en buena parte de la población. La periodista Naomi Klein en su libro Esto lo cambia todo: el capitalismo contra el clima (2015) reflexionaba sobre los distintos tipos de negacionismos sobre la crisis climática. “Yo misma negué el cambio climático más tiempo del que me gustaría admitir”, dice en sus primeras páginas. “No tenía más que una idea muy aproximada y poco detallada, y apenas leía en diagonal la mayoría de las noticias al respecto, sobre todo, las que más miedo daban”.

Que los argumentos científicos son muy complicados, que los ecologistas ya se están haciendo cargo de eso, que debemos tener confianza absoluta en la inteligencia humana o que las malas noticias hay que tomárselas en chiste para seguir adelante: son muchos los dispositivos que pueden regular nuestro comportamiento para finalmente negar de una u otra manera la crisis climática.

Pero en realidad hay varias formas en las que se puede iniciar esta conversación con los amigos, familiares y demás seres queridos. La organización 350.org ha recopilado cinco tips para ayudarnos, cinco consejos que, según ellos, han funcionado:

HABLA DE EXPERIENCIAS VIVIDAS

Cosas como los presupuestos de carbono y los osos polares no reflejan lo que la mayoría de la gente ve en su vida cotidiana. Una forma más clara de entablar conversaciones sobre lo que está sucediendo es mencionar los impactos climáticos que concretamente cada uno de nosotros está experimentando directamente o hemos estado siguiendo en las noticias.

Por ejemplo, podeos hablar sobre cómo cada año los veranos parecen ser más cálidos y los inviernos menos fríos. Según un informe 2019 del Servicio Meteorológico Nacional (argentino), “si miramos el ranking de los cinco años más cálidos, es llamativo que todos ocurrieron en la última década: 2017 (+0.7°C), 2012 (+0.6°C), 2015 (+0.6°C), 2014 (+0.5°C), 2013 (+0.5°C), lo que muestra una clara tendencia del aumento de las temperaturas. Además, durante este siglo, y las únicas veces que en Argentina un año se presentó con condiciones significativamente frías fue el 2000 y 2007”.

CUENTA TU HISTORIA Y CONECTATE EMOCIONALMENTE

A la mayoría de la gente le encantan las historias. Entonces, cuando hablamos sobre el clima, enfocarnos en historias y emociones da vida a lo que decimos y puede hacer que lo que digamos sea más persuasivo.

Tener ejemplos de los impactos locales que hemos experimentado y cómo esto nos ha hecho sentir puede ser una excelente manera de comenzar una conversación. Si hemos participado en movilizaciones climáticas, podemos contar la historia de cómo fue que llegamos a eso.

Pero es importante a su vez tener en cuenta que apelar a la emoción (alegría, indignación, etc.) es una de las principales herramientas de las campañas de desinformación. Por eso es importante que nuestras historias tengan un sólido respaldo científico, como en el ejemplo del informe del Servicio Meteorológico Nacional.

APROVECHEMOS LOS VALORES

Cuando intentamos persuadir a alguien sobre un tema que nos importa, a menudo usamos argumentos morales que hablan de nuestros intereses. Pero no todos nos manejamos con la misma escala. Cuando hablemos con alguien sobre el cambio climático, preguntémonos: ¿estoy presentando esto en un lenguaje que le resuene?

Intentemos encontrar algo que atraiga lo que valoran: ya sea el papel del trabajo, la familia, los niños, la comunidad o la salud. Por ejemplo, si estamos hablando con alguien que disfruta de las caminatas, podríamos centrar nuestro argumento en la forma en que la deforestación está destruyendo algunos de estos entornos y las criaturas que viven allí.

OFRECER ESPERANZA

Si hemos tenido algunas conversaciones exitosas, ¡excelente! Ahora es el momento de que ofrezcamos esperanza. Recordémosle a la persona con la que estamos hablando acerca de las victorias que son posibles cuando nos unimos. Intentemos hacer que se comprometan con una acción de seguimiento. Hagámosles saber que pueden participar en el movimiento climático revisando los sitios web de las principales organizaciones que convocan periódicamente a las movilizaciones o acciones por el clima.

NO TODO EL MUNDO SERÁ PERSUADIDO

A veces, simplemente no podemos persuadir a la persona que con quien hemos iniciado una conversación, y eso está bien. Intentemos practicar la empatía, la escucha activa y hacer preguntas abiertas sin juzgar para mantener la conversación respetuosa. Si no es posible participar de manera constructiva, es mejor que simplemente cambiemos de tema.

Probablemente no convertiremos a un escéptico en activista a través de una conversación. Así que practiquemos la empatía y la comprensión con nosotros mismos también, si hemos hecho todo lo posible sin importar nada.

Compartir en redes sociales