Tecnología sustentable

DE LA ACEITUNA, HASTA EL CAROZO, CUEROS ECOLÓGICOS

18 de Marzo del 2021 | 2 min lectura| Micaela
Compartir

No sólo hace más sostenible la industria de la piel sino que, además, contribuye a poner en valor un residuo de la industria de la extracción del aceite. 

Investigadores de la cátedra A3 Leather Innovation Center, de Universidad de Lleida (UdL) en el campus de Igualada (Barcelona), han puesto en marcha el Proyecto Olipo que facilitará la elaboración de artículos de cuero más ecológicos y libres de contaminantes como el cromo mediante la utilización de los residuos de las aceitunas, denominado bagazo, que se trata de los carozos y restos una vez extraído el aceite de oliva.

Ya hace años que el sector curtidor busca ser más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, una demanda creciente de las marcas de moda que hacen artículos de cuero, y "es por eso que el A3 Leather Innovation Center impulsa investigaciones en la línea del reciclaje, la reducción de los productos químicos o el ahorro de agua y energía", dijo su directora, Anna Bacardit. Y añadió que el aprovechamiento del bagazo "permite obtener cuero ecológico de primera calidad, al tiempo que revaloriza un residuo problemático de la industria de la extracción del aceite de oliva".

Del total de materia que se aporta para la producción oleícola, solo el 20% supone el producto final exprimido y el 80% restante es el bagazo, es decir, los restos de cascarilla, carozos y otros residuos de la materia prima. Así, el proyecto Olipo propone nuevas estrategias en el marco de la economía circular, estableciendo sinergias entre las dos industrias.

A3 Leather Innovation Center

Es un grupo de investigación especializado en la cadena de producción de la piel. Sus instalaciones están ubicadas en el Campus Universitario Igualada-UdL, en Barcelona. 

La investigación del A3 Center se focaliza en la innovación, la calidad y el medio ambiente, haciendo énfasis en la sostenibilidad de los procesos de fabricación y en la aplicación de nuevas tecnologías y materiales avanzados.

Aspiraciones

Las mejoras ambientales previstas por el A3 Center contemplan la eliminación del 100% de las sustancias tóxicas y peligrosas con respecto al proceso convencional, así como los sulfuros y las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV) en el lugar de trabajo y durante la vida útil del artículo de cuero. También esperan recortar un 30% los productos químicos aplicados en el acabado y un 50% el tiempo de remojo. Asimismo, buscan la reutilización de los todos residuos sólidos de ribera (proceso de eliminación del pelo).

El objetivo final del proyecto es, según explica Bacardit, producir un cuero con "la calidad que exigen los clientes y las grandes marcas de moda para quienes trabajan los curtidores del clúster local".

Investigación

En el proceso trabajan cinco curtidurías, una empresa de productos químicos y una depuradora, que involucra una gran alianza entre diferentes actores de la cadena de producción de la piel y cuero, con el fin de hacer más sostenible su elaboración. La investigación ya ha dado sus primeros frutos y los cambios se están implantando a modo de prueba piloto en varias empresas españolas.

La directora de A3, cree que el trabajo conjunto de todos los actores de la cadena de valor hasta obtener el cuero acabado (proveedores de productos químicos, curtidores, gestor de las aguas residuales y el centro de investigación) "hará posible que las acciones de investigación posteriores sean extrapolables a un proceso global de producción de piel acabada que reducirá en gran medida el impacto ambiental y el consumo de productos químicos, agua y energía respecto al proceso actual".

Compartir en redes sociales