Tecnología y ambiente

PROYECTO COLABORATIVO PARA EL PRIMER GENERADOR DE HIDRÓGENO ARGENTINO

26 de Noviembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir

Se lanzará un proyecto colaborativo para construir el primer generador de hidrógeno argentino de 1 MW. La elaboración del electrolizador nace a pedido de la compañía de acero Tenaris, que se encuentra incursionando en el acero verde. Por su parte, la empresa de alta tecnología INVAP se encargará de la ingeniería, mientras que el Conicet aportará con los grupos de investigación.

“UNA OPORTUNIDAD DE DESARROLLO AUTÓNOMO”

Eduardo Dvorkin, director de Y-TEC, explicó en diálogo con Energía Estratégica: “Tenaris, la planta de fabricación de tubos de acero sin costura que se ubica en Campana, está encarando la siderurgia verde y vino a Y-TEC a pedir ayuda sobre dicho tema. Ante ello, nuestra propuesta fue hacer un electrolizador local, el cual sería el primero del país. Nos pusimos de acuerdo y lanzamos este proyecto, que también involucra a INVAP y al CONICET”.

RELACIONADO: ACERO VERDE, LA NUEVA TECNOLOGÍA METALÚRGICA QUE NO USA CARBÓN

Según Dvorkin, el proyecto busca mostrar que existe la posibilidad tecnológica de llevar adelante este tipo de iniciativas: “Debemos considerar la transición energética como una oportunidad de desarrollo autónomo de tecnología y de creación local de valor. No es solamente industrializarse. Y esto significa que una gran cantidad de componentes de las cadenas productivas se localizarán en el país”.

Por su parte, Alejandra Calvo, líder del Programa Combustible y Energías de Transición en YPF Tecnología dijo: “Tenemos todo para estar adelante, tenemos la oportunidad enorme de ser un gran productor y exportador de hidrógeno, y sólo nos falta empezar. Esa es la misión de Y-TEC, empresa que coordinará todo el desarrollo, lograr que se dispare”.

No es la primera vez que Tenaris se ve involucrada en un anuncio de este tipo. En enero pasado, la siderúrgica dio a conocer un acuerdo con Edison y Snam para la primera aplicación de hidrógeno verde a escala industrial en Dalmine, norte de Italia, como parte de una iniciativa mayor conocida como “Dalmine Zero Emissions”, orientada a descarbonizar el sector. Sin embargo, a diferencia del proyecto en Campana, el de Dalmine incluye un electrolizador de 20 MW para el remplazo del gas natural en el uso de los hornos de arco eléctrico, lo que reduciría las emisiones directas del acero hasta en un 73 %.

ACERO VERDE, UN MOVIMIENTO INTERNACIONAL

A finales de agosto, el gigante sueco SSAB, especializado en la producción de acero, entregó al fabricante de camiones Volvo AB un cargamento de acero verde, en cuya producción el carbón coquizable fue remplazado por hidrógeno. Actualmente se viene impulsando en el mundo un movimiento liderado por Suecia y Australia para la rápida eliminación del uso de carbón térmico en la producción de acero.

El desarrollo de la industria metalúrgica es fundamental para el reacondicionamiento de las economías hacia la transición verde, tanto en energía como en transporte público. Sin embargo, en la actualidad, la fabricación de acero genera alrededor del 8 % del dióxido de carbono que se libera a la atmósfera, lo que lo hace tan dañino para el clima como la flota de automóviles del mundo, y se espera que la producción se triplique para 2050.

Según Tenaris, buscan “integrar iniciativas de transición energética y transformación digital utilizando fuentes de energía eficientes en carbono, adoptando las mejores tecnologías disponibles”. Sin embargo, aun no hay claridad sobre los ritmos de esta transición en la industria del acero. Un pronóstico de BHP aseguraba que los hornos tradicionales aún seguirían produciendo la gran mayoría del acero en 2050. Otros, como el magnate minero Andrew Forrest, que está invirtiendo en tecnología de hidrógeno, asegura que el cambio sucedería “casi violentamente”.

Compartir en redes sociales