Tecnología sustentable

ACERO VERDE, LA NUEVA TECNOLOGÍA METALÚRGICA QUE NO USA CARBÓN

30 de Setiembre del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

A fines de agosto, el gigante sueco SSAB, especializado en la producción de acero, entregó un pequeño cargamento al fabricante de camiones Volvo AB. Fue la primera entrega de acero fabricado sin el uso de carbón metalúrgico en su historia, algo hasta hace poco inconcebible, pero que hoy es el resultado de años de investigación y colaboración de tres empresas suecas.

Acero producido sin carbón 


Actualmente se viene impulsando en el mundo un movimiento liderado por Suecia y Australia para la rápida eliminación del uso de carbón térmico en la producción de acero, algo que hoy genera alrededor del 8 % del dióxido de carbono que se libera a la atmósfera.

SUECIA Y AUSTRALIA, VANGUARDIA DEL ACERO VERDE

En Suecia SSAB produce acero verde utilizando un reactor de reducción directa alimentado por energía renovable en lugar de un alto horno, y reemplaza el carbón coquizable con hidrógeno, que se crea al dividir el agua con electrolizadores. Por esto, SAAB espera producir 1,3 millones de toneladas de acero verde al año para 2026.

Además, SAAB acordó con Cargotec, empresa finlandesa que fabrica maquinaria de manipulación de carga para barcos, puertos, terminales y distribución local, utilizar el acero libre de fósiles en la industria de manipulación de carga. También llegó a un acuerdo con Mercedes-Benz, quien se puso como objetivo utilizar acero ecológico en sus vehículos para 2025. Previamente, la automotriz había anunciado también su nueva participación en la sueca H2 Green Steel (H2GS) como forma de introducir el acero libre de CO2 en la producción en serie.

QUIZÁS TE INTERESE: VALOR DE MATERIAS PRIMAS EN DESECHOS ELECTRÓNICOS

En Australia, por su parte, la profesora Veena Sahajwalla, directora del Centro de Investigación y Tecnología de Materiales Sostenibles de la Universidad de Nueva Gales del Sur, ha desarrollado otra forma de acero verde. En su proceso, que ya se utiliza en todo el mundo, el carbón se reemplaza parcialmente en un horno de arco eléctrico con neumáticos usados ​​para automóviles que liberan tanto carbono como hidrógeno.

Pero Sahajwalla, líder mundial en el campo del reciclaje industrial, aún no está satisfecha. Su equipo está trabajando con la empresa mundial de minería y metales MolyCop en su planta de Newcastle para perfeccionar aún más el proceso, desarrollando un método de reciclaje de acero en el que el carbón se reemplaza no solo por neumáticos, sino también por una variedad de productos de desecho, incluidos plásticos e incluso posos de café.

El sueño imposible de producir acero con la ayuda de materiales reciclados comenzó a hacerse realidad entre 2008 y 2012 cuando Sahajwall logró la colaboración entre el Centro de Investigación y Tecnología de Materiales Sostenibles y OneSteel, quien incorporó con éxito esta nueva tecnología en sus hornos comerciales.

“El beneficio adicional realmente emocionante fue que el material plástico o de caucho reciclado producía una escoria espumosa más estable en comparación con el uso exclusivo de coque”, dijo Sahajwalla. “Esto mejora enormemente la eficiencia energética del horno de acero”.

RELACIONADO: LOS CINCO GRANDES DESAFÍOS DE LA ENERGÍA TÉRMICA PARA ENFRENTAR LA CRISIS CLIMÁTICA

El proceso, llamado Tecnología de Inyección de Polímeros, fue patentado internacionalmente y se ha comercializado para fabricantes internacionales de acero que utilizan Hornos de Arco Eléctrico (EAF), responsables del 40 % de la producción mundial de acero. La primera implementación comercial de la tecnología tuvo lugar en Tailandia en 2011.

ACERO TRADICIONAL, TAN DAÑINO COMO EL PARQUE AUTOMOTOR GLOBAL

El desarrollo de la industria metalúrgica es fundamental para el reacondicionamiento de las economías hacia la transición verde, tanto en energía como en transporte público. Sin embargo, en la actualidad, la fabricación de acero genera alrededor del 8 % del dióxido de carbono que se libera a la atmósfera, lo que lo hace tan dañino para el clima como la flota de automóviles del mundo, y se espera que la producción se triplique para 2050.

Un pronóstico de BHP publicado este año aseguraba que los nuevos procesos desplazarían al carbón coquizable, pero que los hornos tradicionales aún seguirían produciendo la gran mayoría del acero en 2050. Sin embargo, el magnate de la minería Andrew Forrest, que está invirtiendo en tecnología de hidrógeno, dice que cree que el cambio del carbón sucedería “casi violentamente”.

Según Sahajwalla, una economía descarbonizada estará casi completamente electrificada, y la mayoría de los elementos críticos necesarios para el proceso, como el zinc, el manganeso y el cobalto, se desechan de forma rutinaria. “Pronto llegará un momento en que podremos fabricar no solo acero, sino todos los metales que necesitamos sin utilizar carbón”, aseguró la profesora.

Compartir en redes sociales