Ambiente

LA ARGENTINA PRODUCIRÍA HIDROCARBUROS EN EXCESO

17 de Setiembre del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Apenas pasó una semana desde que Alberto Fernández encabezara la cumbre latinoamericana sobre cambio climático para que ahora rápida y contradictoriamente impulsara un proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas.

Si bien el “Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas” apuntó a la necesidad de reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y alcanzar la carbono neutralidad hacia 2050 -bajo los lineamientos del Acuerdo de París y de cara a la COP26 en Glasgow- ahora el presidente argentino quiere darle a la industria petrolera mayores incentivos y subsidios con el fin de garantizar al sector seguridad jurídica y económica por 20 años.

20 AÑOS DE SEGURIDAD JURÍDICA Y ECONÓMICA PARA LAS PETROLERAS

Desde el Museo del Bicentenario y junto a empresarios petroleros y gobernadores, Alberto Fernández dijo: “El plan tiene una ambición muy grande, que es la ambición de que Argentina produzca en exceso, exporte los excedentes, ingrese los dólares que hacen falta en un momento en donde esos dólares a la Argentina le hacen mucha falta, y para eso hemos decidido como Gobierno dar certeza, para que nadie ande a ciegas viendo cómo puede cambiar esto en los próximos meses y años. Por eso es un plan que prevé 20 años de estabilidad en materia fiscal”.

Los cuestionamientos no se hicieron esperar. “A nivel global los subsidios a los combustibles fósiles representan el 6,5 % del PIB. El 85 % de esta bolsa de dinero se la llevan el petróleo y el carbón, y alrededor de las tres cuartas partes de los subsidios mundiales se deben a factores internos, es decir, de cada país, como lo que estamos viendo con la próxima ley de promoción de inversiones de hidrocarburos”, indicó Flavia Broffoni, referente del movimiento Extinction Rebellion, quien se refirió de forma crítica a la presentación del proyecto que, según indica, apunta a “promover e incentivar con subsidios del Estado nacional al peor de los sectores industriales asociados a la crisis climática, que es el de los hidrocarburos”.

“El control de los precios de la energía es de interés para todos los países. Un precio real de los combustibles fósiles por ejemplo en 2015 habría reducido las emisiones globales de carbono en un 28 %, y las muertes por contaminación del aire por combustibles fósiles en un 46 %”, agregó.

LOS FALSOS COMPROMISOS CLIMÁTICOS DE ARGENTINA

Las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC) encarnan los esfuerzos de cada país para reducir las emisiones nacionales y adaptarse a los efectos del cambio climático. En la actualidad, el compromiso climático argentino está en las 483 millones de toneladas de CO2. Sin embargo, según Climate Action Tracker, para que Argentina pueda cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de impedir un aumento de 1.5° C de la temperatura global, tendría que reducir su NDC a 175 millones de toneladas de CO2. Y para impedir que la temperatura global alcance los 2° C, considerados como punto de inflexión para impedir que la crisis climática se salga de control, Argentina debería reducir su NDC a 287 millones de toneladas de CO2.

“El mismo documento que Argentina presenta con su ambición climática no hace una evaluación de cómo cumplir con esa meta. Ese es el gran problema que tienen los NDC como instrumento vinculante para los países. Se presenta un numero en toneladas de dióxido de carbono ha reducir, pero no se dice como se va a hacer. Eso es lo que le da pie al presidente, al ministro de Ambiente, a todos los referentes políticos que hablan de nuestros compromisos climáticos a decir que estamos comprometidos con la crisis climática sin nunca jamás decir el cómo estamos comprometidos”, cuestiona Broffoni y agrega: “No hay ninguna proyección de reducción de emisiones en ningún sector industrial en nuestro país”.

LOS OBJETIVOS DE LA LEY DE PROMOCIÓN DE INVERSIONES HIDROCARBURÍFERAS

  • Dar impulso al sector promocionando las actividades que directa o indirectamente están relacionadas con la industria hidrocarburífera, en especial la exploración y producción mediante técnicas de extracción convencional y no convencional, como el tan cuestionado fracking.
  • Promover el transporte, compresión, separación, tratamiento, almacenaje y la industrialización de los hidrocarburos y sus derivados a través de procesos que los utilicen como materia prima, incluyendo (sin limitación) la petroquímica, la producción de fertilizantes, la separación, la licuefacción de gas natural y la refinación de combustibles.
  • Establecer un régimen general de promoción de actividades de exploración y producción de petróleo, otro relacionado con la producción de gas natural con diferentes incentivos relacionados con el compromiso de abastecimiento del mercado interno, y la determinación de exportaciones garantizadas en función del incremento de la producción.
Compartir en redes sociales