Residuos

AVANZA EN EL CONGRESO UN PROYECTO PARA RECICLAR NEUMÁTICOS EN DESUSO

28 de Julio del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

El pasado miércoles las comisiones de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de Justicia y Asuntos Penales dieron dictamen a un proyecto consensuado de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para la Gestión Integral de Neumáticos Fuera de Uso.

Según el senador Alfredo Luenzo (Chubut), coautor del proyecto, “la ley es necesaria porque se generan 130 mil toneladas al año de residuos de neumáticos que terminan en basurales a cielo abierto generando contaminación e infecciones”, por ejemplo, relacionadas con el dengue.

Si bien el 90 % de esos residuos tiene capacidad de reciclado, Lueno explicó que “no existe ninguna ley que regule este reciclado, con el que podemos generar trabajo, creándose una nueva industria de reciclado en la Argentina, lo que llamamos el empleo verde”.

UN PROYECTO UNIFICADO

El proyecto que recibió dictamen responde a la unificación de dos proyectos paralelos, el del senador Alfredo Luenzo (Chubut) y el de la senadora Silvina García Larraburu (Río Negro), y a algunas sugerencias formuladas por los senadores Mario País (Chubut), Mariano Recalde (CABA) y Pablo Banco (Tierra del Fuego).

Cómo explicó García Larraburu, “este es el resultado de un trabajo en conjunto” que apunta a “reducir la contaminación ambiental” buscando “dar un uso racional de los neumáticos fuera de uso”. Para graficar la situación que se registra en ese aspecto, la senadora rionegrina mencionó como ejemplo que durante el verano pasado en el lago Nahuel Huapi “se extrajeron más de 150 neumáticos fuera de uso”.

Gladys González (Buenos Aires), titular de la comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable, indicó que con la iniciativa se busca “darle prioridad a la reutilización y reciclado al caucho”, y concluyó ratificando que “esto genera empleo, genera economía circular y soluciona, en cierta manera, un problema importante que afecta a la salud de todos”.

10 COSAS QUE SE PUEDEN HACER CON NEUMÁTICOS USADOS

En términos generales, el reciclado de neumáticos pasa por cuatro etapas. Primero, va la recolección de los neumáticos, que deben ser transportados a una planta de tratamiento. Segundo, ahí son clasificados en función del tipo de cubierta y sus características (turismo, furgoneta, camión). Tercero, se separan los diferentes componentes, como fibras textiles o acero. Finalmente, tras convertir los neumáticos en material granulado, este se destina a la construcción de parques infantiles, pavimentos deportivo, carreteras e incluso nuevos neumáticos.

  1. Techo de una vivienda unifamiliar: Se pueden emplear entre 600 y 1.000 neumáticos fuera de uso, convertidos en paneles de caucho que posteriormente son recubiertos con polvo de pizarra para darles un aspecto más real en forma de tejas. La durabilidad de estos tejados está garantizada para más de 50 años.
  2. Guardarraíles seguros: Se pueden construir sistemas de doble y simple bionda que se acoplan a los ‘quitamiedos’ convencionales para reducir riesgo de lesiones de motoristas. Pueden incorporar partes reflectantes.
  3. Césped artificial: Con un neumático usado se puede hacer un metro cuadrado de césped artificial para un campo de fútbol o para pistas de pádel.
  4. Raíles de los tranvías urbanos: Este sistema utiliza neumáticos usados en la construcción del sistema de amortiguación de la vía, dado que, por sus propiedades elásticas, amortiguan y reducen las molestas vibraciones y el ruido producido por el paso de los tranvías.
  5. Aditivo de alta tecnología: Sirve para generar asfalto, que dispone de ventajas una vez que ya está en uso y los coches circulan sobre él, ya que mejora la durabilidad del suelo y reduce la contaminación acústica. Hacen falta 1.300 neumáticos para un kilómetro.
  6. Barreras en circuitos: Gracias a su capacidad de absorber energía y gran resistencia a la intemperie, se usan en circuitos automovilísticos, pero no cualquiera: los neumáticos seleccionados para este fin deben cumplir normas específicas de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).
  7. Reductores de altura de ola: Combinando diversas disposiciones de varios neumáticos sobre una estructura, se construyen unos sencillos sistemas que consiguen reducir la altura de las olas en aguas interiores (de puertos, por ejemplo) u otras ubicaciones marítimas de condiciones moderadas.
  8. Productos resistentes contra impactos: Se trata de productos resistentes contra impactos de proyectil y explosivos a partir de GTR (Ground Tire Rubber), CTR (Crumb Tire Rubber) procedente del triturado de neumáticos fuera de uso y hormigón armado mediante sinterizado, con diferente granulometría.
  9. Pantallas acústicas: La gran capacidad de absorción de vibraciones de los materiales procedentes del neumático, así como su alta estabilidad ante agentes atmosféricos, permite que se pueda utilizar como láminas de aislamiento acústico.
  10. Balsas para líquidos: El neumático entero puede disponerse en capas homogéneas y utilizarse para la construcción de balsas, tanto de infiltración para mantener el ciclo hidrológico del agua como de retención para la reutilización de la que está almacenada y darle otros usos.
Compartir en redes sociales