Residuos

BACTERIAS QUE TRANSFORMAN DESECHOS HUMANOS EN ENERGÍA LIMPIA

20 de Marzo del 2019 | 2 min lectura| vanesa
Compartir

Son reconocidas como bacterias purpuras que captan la energía solar mediante una variedad de pigmentos, en tonos naranjas, rojos o marrones, así como púrpura. Pero es la versatilidad de su metabolismo, no su color, lo que las hace tan interesantes para los científicos.

Las bacterias púrpuras reducen las emisiones de carbono y convierten las plantas de tratamiento de aguas residuales en generadores verdes. La recuperación de recursos a partir de residuos y aguas residuales no es nada nuevo: la naturaleza lo ha estado haciendo durante millones de años y en su sabiduría, creo la fotosíntesis como un mecanismo de transformación.

Un inconveniente preocupante es su huella de carbono. Pero ya existe una solución a este inconveniente, ya que se encontró la forma de reducir las emisiones de carbono y al mismo tiempo producir energía de hidrógeno. Su método utiliza bacterias púrpuras junto a corrientes eléctricas para capitalizar los materiales orgánicos que desechamos en el inodoro todos los días.

Pero... ¿que son exactamente las baterías purpuras?

Las bacterias fototróficas púrpuras, que pueden almacenar energía de la luz, cuando se les suministra una corriente eléctrica pueden recuperar cerca del 100 % del carbono de cualquier tipo de residuo orgánico, mientras generan gas de hidrógeno para su uso como combustible. Los compuestos orgánicos en aguas residuales domésticas y aguas residuales industriales son una rica fuente potencial de energía, bioplásticos e incluso proteínas para la alimentación animal, pero sin un método de extracción eficiente, las plantas de tratamiento los descartan como contaminantes

El uso de una corriente eléctrica externa para optimizar la producción de bacterias púrpuras, un concepto conocido como "sistema bioelectroquímico", funciona por las diversas vías metabólicas en las bacterias púrpuras que están conectadas por una moneda común: los electrones, puede delimitar estos procesos y maximizar la velocidad de síntesis. Capturar el exceso de CO2 producido por las bacterias púrpuras podría ser útil no solo para reducir las emisiones de carbono, sino también para refinar biogás a partir de desechos orgánicos para su uso como combustible.

Las bacterias fototróficas púrpuras pertenecen al grupo más grande y diverso de bacterias. Todos ellos son fotosintéticos, pero a diferencia de las plantas y las algas, utilizan la luz infrarroja como fuente de energía. Esto les da un color de marrón a rojo, incluido el púrpura. Su ambiente preferido es en cuerpos de agua, principalmente lagos. También se encuentran con frecuencia en las plantas de tratamiento de aguas residuales, por lo cual fue la pista que quizás siguieron para esta investigación. También existe la posibilidad de es la producción de hidrógeno, un gas muy energético que se está explorando. El equilibrio de estas bacterias se denomina homeostasis. Las bacterias púrpuras tienen el problema del exceso de electrones de su metabolismo. Una forma de liberar este exceso es la manera en la que se produce el gas de hidrogeno.

El principal desafío en las plantas de tratamiento de aguas residuales modernas es mantener una planta de tratamiento sin energía externa. Con el uso de bacterias púrpuras, se intenta una biorrefinería real. La energía que coséchenlos residuos puede producir energía para 43-107 viviendas.

Un estudio publicado en Frontiers in Energy Research, fue el primero en demostrar que las bacterias fototróficas púrpuras pueden almacenar energía de la luz, cuando se les suministran una corriente eléctrica y pueden recuperar cerca del 100% del carbono de cualquier tipo de residuo orgánico, mientras que generan gas hidrógeno para la producción de electricidad.

Se está trabajando en un próximo hallazgo: dejar cero huella de carbono a través de tecnología especialmente diseñada, según declaraciones de uno de los autores del estudio, Daniel Puyol, de la Universidad Rey Juan Carlos de España. El objetivo directo es la bioindustria para la posible la recuperación de recursos a través de la comercialización de los mismos, un proyectos ideal y sustentable.

                                        Por Vanessa Furlón, equipo Sustentartv

.

Compartir en redes sociales