Movilidad sustentable

BANCO MUNDIAL Y LOS AUTOBUSES ELÉCTRICOS EN SANTIAGO DE CHILE

18 de Setiembre del 2020 | 3 min lectura| escritores
Compartir

Generan menos contaminación, tienen buen aire acondicionado, ofrecen un viaje suave y son menos ruidosos. Pero representan solo el 6 % de la flota, con 411 unidades.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

“Los nuevos autobuses de Santiago cuentan con aire acondicionado, Wi-Fi, cargadores USB, asientos acolchados y entradas de piso bajo, además de los beneficios asociados con el uso de electricidad en lugar de combustibles fósiles”, destaca nuevo informe del Banco Mundial. Los costos de mantenimiento también son aproximadamente un 66 % más bajos para los e-buses que para los buses diésel.

El informe, titulado Lessons from Chile’s Experience with E-mobility: The Integration of E-Buses in Santiago y publicado el pasado 11 de septiembre, ofrece “valiosas lecciones y conocimientos de la experiencia de Chile en la introducción de autobuses electrónicos en Santiago y sus impactos en el desarrollo verde”, con el fin de colaborar en “la planificación, implementación y gestión de los e-buses, como una forma de promover el crecimiento bajo en carbono y el desarrollo sostenible en otras ciudades del mundo”.

Los resultados obtenidos de una encuesta sobre la experiencia del usuario, realizada como parte del estudio hecho por el Banco Mundial, destacan las evaluaciones muy positivas de los pasajeros sobre los e-buses: “Los atributos más mencionados en la encuesta fueron que generan menos contaminación ambiental (83 %), tienen buen aire acondicionado (72 %), ofrecen un viaje suave (67 %) y son menos ruidosos que los autobuses diésel (59 %)”.

Cuando a los encuestados se les pidió que calificaran las diferentes características de los e-buses en una escala del 1 al 7, dieron las mejores calificaciones a la sostenibilidad ambiental (6,7), la comodidad (6,2) y el diseño (6,2). “En una evaluación general de las diferentes tecnologías, los buses diésel del estándar Transantiago recibieron una calificación promedio de 3.4, los autobuses diésel de la norma Roja, un 4.3, y los e-buses de 6.4”.

La encuesta también incluyó un pequeño ejercicio de elección entre dos alternativas de viaje: “El 89 % de los encuestados estaba dispuesto a esperar un minuto más para abordar un autobús electrónico en lugar de un viejo autobús diésel (estándar Transantiago), el 66 % tres minutos adicionales y el 39 % esperaría 5 minutos adicionales”.

El sistema de transporte público de Santiago atraviesa una transición hacia la tecnología verde con la introducción de autobuses Euro VI eléctricos y diésel. El 40 % de la población nacional se concentra en esta ciudad, con 6,8 millones de habitantes. Esta área está cubierta por un sistema integrado de transporte público conocido como Red Metropolitana de Movilidad (anteriormente Transantiago).

En términos ambientales, Chile es altamente vulnerable a los impactos de la crisis climática debido a su geografía y el transporte es responsable de casi el 25 % de las emisiones de dióxido de carbono equivalente (CO2eq). Si bien este impacto está directamente relacionado con una alta tasa de motorización, los autobuses convencionales también tienen un impacto en la emisión de material particulado (PM) y óxido de nitrógeno (NOx).

Durante los últimos 30 años, se han adoptado varias medidas de mitigación, como combustibles más limpios y estándares de emisiones para vehículos nuevos, tanto privados como públicos. En su Política Nacional de Energía 2050 (adoptada en 2015), el Gobierno estableció objetivos para una participación del 60 % de energía renovable para 2035 y del 70 % para 2050. Respecto a la Estrategia Nacional de Electromovilidad, buscan asegurar que el 60 % de los vehículos privados y el 100 % de los autobuses de transporte público urbano sean eléctricos para el 2050.

Tras varias pruebas piloto y el desarrollo de estudios asociados sobre e-movilidad, Metbus fue el primer operador en incluir e-buses en su flota (285 vehículos BYD), operando el primer e-corredor en América Latina, seguido por Buses Vule (76 vehículos Yutong), STP (25 vehículos Yutong) y RedBus (se esperan 25 e-buses King Long este año). Estos autobuses representan aproximadamente el 6 % de la flota (411 e-buses en una flota total de 6.849 en 2019).

Compartir en redes sociales