Belleza y contaminación plástica

Millones de empaques de productos cosméticos terminan sin un destino adecuado. El plástico acaba en los océanos como si fuera un objeto propio del paisaje...mientras los humanos embellecemos, se afea el paisaje que nos rodea y sin destruirse... nos destruye.

En 2018, como cada año, la campaña de sensibilización denominada Zero Waste Week, un movimiento que pretende inspirar a las personas a vivir sin generar residuos, realizando un consumo consciente, permitió obtener algunos datos y conclusiones más que desalentadores respecto al uso de los distintos envoltorios de los productos: celofán, cartón, papel de seda y cajas...son hermosos y de presentaciones geniales, pero terminan en la basura rápidamente.

Así, “la industria cosmética mundial produce más de 120 mil millones de unidades de empaque cada año”. Esta información surge en un artículo reciente del periódico británico The Independent.

¿Cuáles son los principales problemas ambientales que se generan con el uso de productos de belleza y cuidado personal? ¿Los consumidores somos conscientes de lo que pasa?¿Las industrias y las empresas de este área, están actuando para cambiar la presentación de sus marcas? 

Los envases

“Las actitudes están cambiando en el mundo de la belleza. Los consumidores han estado mirando hacia ingredientes no tóxicos y sostenibles, y también están prestando atención a las marcas ecológicas cuyas declaraciones de misión prometen limitar el desperdicio”, sostiene The Independent.

Y lo cierto es que marcas comerciales como Aveda, una marca botánica para el cuidado del cabello y el cuidado de la piel, es una de las firmas que comenzó a considerar la sostenibilidad como una prioridad. Se trata de la primera compañía de belleza en usar 100% de tereftalato de polietileno reciclado postconsumo. En la actualidad, más del 85% de sus envolturas, botellas y frascos contienen 100% de materiales reciclados postconsumo y sus botellas están hechas de bioplástico.

“El bioplástico es un biopolietileno derivado principalmente de la caña de azúcar. El bagazo es el subproducto fibroso que queda después de que los tallos de la caña de azúcar se trituran para la producción de azúcar. El bagazo se utiliza como combustible para la producción de etanol, el ingrediente principal utilizado para producir polietileno. La caña de azúcar es renovable rápidamente y, por lo tanto, es una fuente sostenible, pero no si se corta la selva tropical para cultivarla, como el aceite de palma”.

Ejemplo de intentar cambiar imagen pensando en la sustentabilidad también lo es Head & Shoulders, con su nueva botella hecha de plásticos recolectados en la playa. 

Por otro lado, la empresa británica Neal's Yard Remedies, empaqueta sus productos con botellas de vidrio, frascos y plástico reciclado al 100% para el consumidor y planea utilizar botellas de plástico recicladas al 100% para 2025.

Alrededor de 250 grandes corporaciones que representan el 20 por ciento de todos los envases de plástico en el mundo, se han asociado con la Fundación Ellen MacArthur con el objetivo de comprometerse a eliminar los residuos de plástico.

Se intenta hacer que todos los envases de este material sean reutilizables, reciclables o compostables para el año 2025...

Acuerdo global contra el plástico

En octubre del año pasado, se firmó en Bali, Indonesia, un compromiso global para erradicar la contaminación por plásticos. El Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos, liderado por la Fundación Ellen MacArthur, en colaboración con ONU Medio Ambiente, se presentó oficialmente en la Conferencia Nuestro Océano, en ese lugar del mundo. Firmaron el Acuerdo 250 organizaciones entre las que se incluyen algunos de los mayores productores de empaques plásticos del mundo, compañías, minoristas y recicladores, al igual que los gobiernos y ONG.

Entre los firmantes se encuentran compañías que utilizan 20% de todos los envases de plástico producidos a nivel mundial, empresas conocidas como Danone, Grupo H&M, L’Oréal, Mars Incorporated, PepsiCo, The Coca Cola Company y Unilever. También, grandes productores de envases como Amcor, fabricantes de plásticos como Novamont y el especialista en gestión de recursos Veolia.

ONU Medio Ambiente aclara al respecto: El compromiso es respaldado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el Foro Económico Mundial, el Foro de Bienes de Consumo (una organización que representa a 400 minoristas y fabricantes de 70 países) y 40 universidades, instituciones y académicos. Más de 15 instituciones financieras con más de US$ 2.5 billones en activos también han respaldado el Compromiso Global y cinco fondos de capital de riesgo comprometieron más de US$ 200 millones a favor de una economía circular para el plástico.

Los objetivos incluyen:

  • Eliminar los empaques plásticos problemáticos o innecesarios y sustituir los modelos de empaques desechables con otros reutilizables.
  • Innovar para garantizar que 100% del embalaje de plástico se pueda reutilizar, reciclar o compostar de forma fácil y segura para 2025.
  • Aumentar significativamente las cantidades de plásticos reutilizados y convertidos en nuevos empaques o bienes para circular el plástico que ya se ha producido.

Los ingredientes

El embalaje de cada producto de belleza no es lo único que puede dañar el medio ambiente. Hay ingredientes para el cuidado de la piel nocivos, por ejemplo, incluidos BHA (hidroxitolueno butilado) y BHT (hidroxianisol butilado), que son conservantes populares que se encuentran por lo general en los humectantes y el maquillaje. El BHA está catalogado como un producto químico de potencial preocupación por el Convenio para la Protección del Medio Marino del Atlántico Noreste, entre otras cosas, por su toxicidad para los organismos acuáticos.

Además, según el informe de The Independent, se descubrió que la oxibenzona, una sustancia química que se encuentra a menudo en la protección solar, contribuye a la destrucción de los arrecifes de coral.

“Un estudio publicado en la revista Archives of Environmental Contamination and Toxicology descubrió que la sustancia química tiene efectos tóxicos en los corales jóvenes que causan trastornos endocrinos, daños en el ADN y la muerte, entre otros problemas. La oxibenzona también exacerba la decoloración de los corales...”.

Promover e incentivar el reciclaje

Es cierto que para pensar en el reciclaje es necesario tener una infraestructura de gestión de residuos adecuada para los tiempos que corren, pero esto no está lejos de algunos lugares como Reino Unido...

Hay empresas que ofrecen incentivos para impulsar un cambio de hábitos. Estos incentivos son positivos e impulsan el cambio, sobre todo, teniendo en cuenta los resultados de una investigación de Garnier, que encontró que más de una cuarta parte de los británicos estarían más inclinados a vivir un estilo de vida sostenible si se los incentivara con una recompensa.

“Las empresas del Reino Unido, como Boots, que alberga más de 400 marcas de belleza, llevan el logotipo On Pack Recycling y otras pautas de reciclaje, y trabajan con grupos focales para garantizar que los consumidores se involucren con el reciclaje de plásticos”.

Otras compañías ofrecen incentivos a los clientes con sistemas de reciclaje, como es el caso del programa Back to MAC de MAC que les permite a los consumidores devolver seis envases de empaque a cambio de un regalo: un lápiz labial gratis.

Más ejemplos son los que ofrecen la perfumista Le Labo, que recomienda a los clientes que lleven su botella vacía a la tienda para recargarla y, a cambio, reciben un 20% de descuento... Kiehl's, dedicada al cuidado de la piel, recompensa a los clientes que llevan 10 contenedores vacíos de tamaño completo con un producto de Kiehl's de tamaño de viaje...la marca de maquillaje Hourglass lanzó su primer lápiz labial recargable y mientras tanto, Dior lanzó un set de vacaciones ya agotado con una versión recargable de su lápiz labial Rouge Dior.

¿Qué es lo mejor que podemos hacer?

Los materiales e ingredientes alternativos y sostenibles y los incentivos a los consumidores promoviendo el reciclaje pueden ser soluciones importantes para hacer que el uso de productos cosméticos tenga un menor impacto. ¿Reducir los envoltorios innecesarios como intentan hacer algunas empresas puede ayudar también?

El líder de New Plastics Economy en la Fundación Ellen MacArthur, Sander Defruyt, cree que los cambios solo se pueden hacer si las empresas y los gobiernos reconocen el problema, y tal vez sea lo principal, seguramente para comenzar por algo...

"Las personas de todo el mundo están cambiando la forma en que compran y lo que compran para ayudar a enfrentar la crisis de la contaminación plástica, pero solo pueden actuar dentro del sistema de plásticos que está en su lugar", dijo.

Afortunadamente, el Acuerdo Global para la reducción de los plásticos que firmaron los principales productores de este material y los resultados de lo implementado por grandes empresas, nos da una señal de que las cosas ya no son tan improvisadas como antes y que se intenta actuar hoy, pensando en mañana.

Noelia Gieser, Equipo Sustentar


Fuentes de información:

www.theindependent.co.uk; www.unenvironment.org

NoeliaGieser
0