Salud

PELIGROS Y BENEFICIOS DEL CONSUMO DE YUYOS COMO MENTA POLEO

13 de Julio del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

En este artículo analizaremos, en base a la evidencia científica, los beneficios y contraindicaciones del poleo, poejo o mentha pulegium, una menta que fue una de las más populares en el viejo continente y cuyo uso se extiende a nuestros días en toda América.

SI TENÉS POCO TIEMPO, LEÉ ESTAS SIETE CLAVES:

  1. En 1763 el botánico Michel Adanson le atribuyó propiedades antiasmáticas y efectos sobre la tos seca irritativa y para aliviar el dolor en afecciones osteomusculares. Lemos en 1878 le atribuyó actividad antiespasmódica (para aliviar las convulsiones) y carminativa (para favorecer la expulsión de gases del tubo digestivo).
  2. Sin embargo, su uso con fines abortivos, que data de la época romana, despertó la alarma a finales de la década de los 70 por la gran cantidad de mujeres que morían tras su consumo. Una falleció tras haber consumido 30 ml de aceite de poleo y otras dos fueron hospitalizadas tras consumir 7,5 ml.
  3. Los síntomas por intoxicación incluyen dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, letargo o agitación, fiebre, rash urticariano general, alteraciones en la presión arterial, hipertensión arterial y muerte por paro respiratorio.
  4. Los efectos antibacterianos de la pulegona, el principal compuesto orgánico del aceite de poleo, avalan su empleo en productos de higiene bucodental o como preservante de alimentos. En 1991 se comprobó su uso como insecticida al eliminar completamente huevos y larvas de una mosca de fruta en menos de 30 minutos.
  5. Como aromatizante, la mentha pulegium puede ser empleada siempre y cuando la concentración de pulegona no exceda de 20 mg/k de producto final.
  6. En 2005 investigadores brasileños detectaron que el aceite de poleo tiene efectos inhibidores en el miometrio, la capa media de la pared uterina cuya función principal es inducir las contracciones uterinas. En 2012 también comprobaron que ejerce efectos relajantes en los músculos lisos contraídos de la tráquea y la vejiga.
  7. En Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) no autoriza su registro como suplemento dietario ni como constituyente de medicamentos fitoterápicos, según la Disposición 1637/2001. 

La ciencia dice

El costo de la medicina convencional, en el marco de importantes crisis económicas y la precarización de la vida en general, ha llevado en estas últimas décadas a un creciente uso de prácticas médicas alternativas y de “autoayuda”.

Una de ellas, particularmente popular, ha sido la medicación a base de hierbas, que se promociona como más natural y segura, pero que históricamente ha carecido de análisis sistemático y exhaustivo para que su uso pueda certificarse como tal. Por ejemplo, se creía que la Pulmonaria, como su nombre indica, podría usarse para enfermedades pulmonares, ya que sus hojas anchas y moteadas se asemejan a los pulmones. Sin embargo, la realidad es que las plantas, dada su evolución ante el ataque de animales, insectos, parásitos y bacterias, han desarrollado sofisticadas defensas químicas, cuyos productos tienen como fin su defensa y no necesariamente la nuestra. Tuvieron que pasar muchos siglos antes de que el avance científico pudiera establecer una relación causal entre el consumo de tabaco y el cáncer de pulmón.


En este artículo analizaremos, en base a la evidencia científica, los beneficios y contraindicaciones del poleo, poejo o mentha pulegium, una menta que fue una de las más populares en el viejo continente y cuyo uso se extiende a nuestros días en toda América. Su nombre pulegium deriva de pulex (pulga), acuñado así por el romano Plinio dada sus virtudes para ahuyentar insectos.

Por su aroma y aspecto similar al tomillo, se le conoció como puliol (tomillo en francés) y por deformación “poleo”. En 1763 el botánico Michel Adanson le atribuyó propiedades antitusivas (para tratar la tos seca irritativa), antiasmáticas y rubefascientes (para aliviar el dolor en diversas afecciones osteomusculares), y Lemos en 1878 le atribuyó actividad antiespasmódica (para aliviar las convulsiones) y carminativa (para favorecer la expulsión de gases del tubo digestivo). Pero su uso despertó la alarma a finales de la década de los 70 por la gran cantidad de mujeres que morían tras su consumo.

EL POLEO COMO UN PELIGROSO ABORTIVO ANCESTRAL

En 1979 el periodista científico Phil Gunby del Journal of the American Medical Association (JAMA) alertó: “Un abortivo utilizado en la antigua Roma está causando problemas en la actualidad. Es el aceite de una planta conocida como poleo, mosquito o hierbabuena (Mentha pulegium). Los funcionarios de salud pública dicen que el aceite de poleo ha estado involucrado en tres envenenamientos recientes en Colorado, uno de los cuales fue fatal. La planta se encuentra desde Canadá hasta Florida y al menos tan al oeste como Nebraska.

El aceite de poleo está relacionado con la trementina (aguarrás) y, a veces, se comercializa como repelente de insectos o como fragancia a base de hierbas.

Se ha utilizado durante al menos 2000 años. Si bien se cree que su acción implica la irritación del útero y la vejiga, lo que desencadena contracciones reflejas, algunos usuarios afirman que, tomado como té de hierbas, el poleo es calmante y diaforético e induce la menstruación. Sin embargo, no hay documentación de que pueda inducir el aborto en una dosis que no sea casi letal”.

La mujer que murió tenía unos 18 años y, según los informes, había utilizado preparaciones a base de hierbas durante dos años. Había tenido un período menstrual normal tres semanas antes, pero ingirió una gran cantidad (30 ml) de aceite de poleo dos horas antes de su ingreso en un hospital en un estado casi comatoso. Murió una semana después de insuficiencia hepática y renal. Las otras dos mujeres, ambas de 20 años, ingirieron 7,5 ml de aceite de poleo en intentos fallidos de inducir el aborto. Experimentaron náuseas, mareos y otros síntomas, pero se recuperaron después del tratamiento.


Estas y otras tragedias relacionadas motivaron a varios científicos a determinar e investigar los componentes del aceite de poleo que conducen a la toxicidad y hepatotoxicidad severa como resultado de la biotransformación de componentes de hierbas en el hígado por enzimas metabolizadoras de fármacos. Entre estos científicos se encontraba Sidney Nelson, pionero que amplió nuestra comprensión de la toxicidad del poleo. En 1982 Nelson señaló en su estudio Hepatotoxicity and pulmonary toxicity of pennyroyal oil and its constituent terpenes in the mouse: “Se descubrió que la pulegona [el compuesto principal del aceite de poleo] y otros dos terpenos constituyentes, la isopulegona y el mentofurano [un metabolito derivado de la pulegona], eran tanto hepatotóxicos como tóxicos para los pulmones”.

La pulegona, al ingresar al organismo, es metabolizada hacia el mentofurano. A su vez, la pulegona es oxidada, generando otros metabolitos que pueden contribuir a su toxicidad. El methofurano, los metabolitos de la pulegona y las fracciones de pulegona sin modificar, pueden agotar los niveles de glutatión hepático, la principal molécula antioxidante de las células, lo cual determina la potencial hepatotoxicidad de esta planta.

SÍNTOMAS POR INTOXICACIÓN CON POLEO

Los síntomas por intoxicación (generalmente asociados a su empleo como abortivo) incluyen dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, letargo o agitación, fiebre, rash urticariano general, alteraciones en la presión arterial, hipertensión arterial y muerte por paro respiratorio.

Según I. B. Anderson, “el poleo es un producto herbal ampliamente disponible que ha resultado fatal después de ingestiones relativamente pequeñas”. En Pennyroyal toxicity: measurement of toxic metabolite levels in two cases and review of the literature (1996), explica “el poleo está comúnmente disponible en tiendas naturistas. Desde la época romana, los herbolarios han recomendado la hierba como un abortivo. Aunque no hay evidencia que respalde su eficacia a este respecto, muchos libros de hierbas continúan citando el uso de poleo para este propósito, a pesar de los informes de necrosis hepática centrolobulillar y muerte en relación con su uso”.

Más adelante agrega: “El envenenamiento por poleo sigue ocurriendo con regularidad. Aunque la ingestión de poleo puede ser fatal, los casos de intoxicación solo se han documentado esporádicamente en la literatura médica moderna y ninguno ha involucrado el uso de técnicas analíticas recientes para medir los niveles de metabolitos de poleo”.


LA ACTIVIDAD ANTIMICROBIANA DEL POLEO: DE HIGIENE BUCODENTAL A INSECTICIDA

La pulegona es un compuesto orgánico que ha demostrado poseer actividad antibacteriana importante en pruebas in vitro, frente a gérmenes y levaduras. Su mayor actividad tuvo efecto sobre Bacillus subtilis y Candida albicans, en cambio frente a Pseudomonas aeruginosa resultó inactivo. Los resultados sobre Escherichia coli y Micrococcus luteus no fueron significativos, mientras que el aceite esencial demostró una inhibición moderada (58,5 %) sobre el crecimiento micelar del hongo Botrytis cinérea.

Estos efectos antibacterianos avalan el empleo del poleo en productos de higiene bucodental o como preservante de alimentos. En Insecticidal effects of essential oils. A study of the effects of essential oils extracted from eleven Greek aromatic plants on Drosophila auraria (1991), Konstantopoulou comprobó que el aceite de poleo provocó una alta mortalidad de la mosca de fruta Drosophila auraria, actuando no solo sobre las larvas sino también sobre los huevos: “La mortalidad alcanzó el 100 % dentro de los 30 minutos posteriores a la exposición a Mentha pulegium, mientras que las moscas expuestas a los otros aceites esenciales comenzaron a morir solo después de varias horas de exposición”.

El poleo también es utilizado como desinfectante de ambientes ya que actúa eficazmente contra el Acinetobacter calcoaceticus, un germen habitual en habitaciones hogareñas. Los altos porcentajes de pulegona hacen que la menta poleo presente la mayor actividad antibacteriana de la familia de plantas con flores conocidas como Lamiáceas, sin embargo, en ello radica también su potencial toxicidad, cuyos efectos hacen referencia fundamentalmente a dosis excesivas o de uso continuo de pulegona presente en el aceite esencial.

AROMATIZANTE, RELAJANTE DE VEJIGA E INHIBIDOR UTERINO

Como aromatizante, la mentha pulegium puede ser empleada siempre y cuando la concentración de pulegona no exceda de 20 mg/k de producto final (De Vincenzi M. et al., 1991).

Pedro Marcos Gomes Soares, del Departamento de Morfologia de la Universidade Federal do Ceará, Brasil, publicó dos estudios sobre efectos del poleo en ratas. En Inhibitory effects of the essential oil of Mentha pulegium on the isolated rat myometrium (2005), Gomes Soares señaló: “Nuestros resultados muestran que el aceite esencial de la planta abortiva Mentha pulegium ejerce un efecto inhibidor sobre la actividad contráctil del miometrio aislado de rata”. El miometrio es la capa media de la pared uterina cuya función principal es inducir las contracciones uterinas. Gomes Soares concluyó: “Parece que el aceite esencial de Mentha Pulegium y la pulegona no ejercen efectos tóxicos directos sobre el miometrio per se que causarían aborto, y otras posibilidades, como el metabolismo sistémico de los componentes de las plantas, pueden ser la base del uso abusivo de Mentha pulegium en la medicina popular”.


A su vez, en Relaxant effects of the essential oil of Mentha pulegium L. in rat isolated trachea and urinary bladder (2012), Gomes Soares explicó: “En contraste con la actividad abortiva referida del poleo, hemos demostrado que tanto el aceite esencial de Mentha Pulegium como la pulegona exhiben actividad antiespasmódica en el músculo liso uterino aislado”. Más adelante indicó: “En conclusión, el aceite esencial de Mentha pulegium ejerce efectos relajantes en los músculos lisos contraídos de la tráquea y la vejiga de rata, de acuerdo con su uso popular como agente antiespasmódico. Es probable que esta acción esté parcialmente mediada por su principal componente pulegona”.

En Argentina no se autoriza su registro como suplemento dietario, ni como constituyente de medicamentos fitoterápicos. Así quedó dispuesto en la Disposición 1637/2001 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

En conclusión, las plantas nos brindan colores en nuestro jardín, condimento en nuestra comida y aromatizan nuestro ambiente. Usamos bergamota en el té, romero en salsas y menta en nuestros dientes, pero su acción puede llegar a ser tóxica si no nos educamos en su uso razonable.

Compartir en redes sociales