Biodiésel argentino casi 100 % sustentable

El biodiésel argentino emite menores cantidades de GEI (Gases de efecto invernadero)

Argentina puede certificar que casi el 100 % del biocombustible exportado a la Unión Europea es sustentable. Así lo señala el sitio web intainforma.inta.gov.ar.

La noticia indica que el biodiésel argentino emite 26 gramos de dióxido de carbono por megajoule (26 g CO2/MJ). Si se lo compara con la normativa de la UE que establece de forma predeterminada 83,8 g CO2/MJ, existe una diferencia. Esa diferencia porcentual remarca las ventajas del sistema agroindustrial argentino.Para obtener esta conclusión se analizó la producción de soja y los establecimientos que transforman los granos en biodiésel durante tres campañas consecutivas. El cálculo se realizó entre el INTA y la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).El presidente del INTA, Juan Balbín, expresó: “Este trabajo nos permite poner en valor el sistema de producción agrícola que utilizamos en la Argentina". Sistema basado en la implementación de la siembra directa. La certificación de sustentabilidad ambiental es una de las principales exigencias impuestas para el comercio de los diferentes biocombustibles. Para eso, es necesario cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Sobre todo, de dióxido de carbono (CO2).

Argentina en el mundo

Argentina tiene el segundo complejo industrial oleaginoso más importante del mundo. A pesar de que China lidera la producción mundial, una gran parte de sus fábricas aceiteras están inactivas. Nuestro país tiene perfil exportador entre los tres grandes productores y exportadores de soja. Así, las ventas externas de los productos sojeros equivalen al 84 % de la producción de la oleaginosa. Mientras tanto en Brasil llegan al 69 % y en los Estados Unidos al 59 %.Según el INTA, la complejidad y el potencial de la cadena de valor de la oleaginosa encuentran en el actual mercado internacional una oportunidad incomparable. Y, en este sentido, el tipo de agricultura que se fomenta en el país  marca la diferencia en el mercado mundial de biocombustibles.“Con los resultados que obtuvimos podemos certificar y demostrar que los sistemas productivos de los biocombustibles argentinos cumplen con los criterios de sustentabilidad establecidos por la comunidad internacional”. Así expresó Jorge Hilbert, referente en biocombustibles del INTA.Por otro lado, Víctor Castro, director ejecutivo de Carbio, analizó: Si bien, los principales países consumidores de biocombustibles son Brasil, los Estados Unidos y la Unión Europea, creemos que esto puede ser un disparador para acceder a otros mercados más chicos y que poseen otras características como Canadá”.

El estudio

Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). Esta herramienta permite una cuantificación del total emitido. Además, facilita detectar los sectores con mayor impacto dentro de la economía. El estudio realizado junto a Carbio, indica el valor promedio de las emisiones en la producción de soja argentina. Este valor fue de 245,4 kilogramos de dióxido de carbono por tonelada de soja (kgCO2/T de soja). La conclusión será de gran utilidad. Podrán determinarse las huellas ambientales de todos los productos que se generan a partir de este grano en la Argentina. También se incluyó un análisis sobre la composición de las emisiones totales del biodiésel argentino. “Encontramos que el 48 % corresponde a la industria, 40 % a la parte agrícola y 12 % al transporte”, precisó Hilbert. Los resultados y la metodología del trabajo fueron presentados en un seminario público el mes pasado, en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.


Relacionado: La industria de la aviación y los Biocombustibles

NoeliaGieser
1036