Biomimética tecnología inspirada en la naturaleza


Más animales inspiradores


En la Universidad de Tel Aviv se ha descubierto en el esqueleto exterior del avispón oriental unos cristales orgánicos semiconductores que actúan como las células solares. Estos insectos utilizan la luz solar tanto para la producción de calor como para abastecer con energía su propio metabolismo. Lo más asombroso es el hecho de que no sólo son capaces de crear energía eléctrica, sino que también pueden almacenarla. Por eso, la comunidad científica cree que en algún momento no muy lejano las células solares vivas podrán revolucionar la tecnología fotovoltaica.

La luciérnaga

Produce luz fría con una pérdida de energía casi nula (una bombilla incandescente normal desperdicia el 98 % de su energía en forma de calor).

 Apuntando a nuestro interior, un estudio de la misma universidad trabaja sobre elementos orgánicos presentes en el cuerpo humano, como las proteínas de la sangre, la leche y la mucosa, para desarrollar un tipo de transistores que podrían servir de base a una nueva generación de electrónica flexible y biodegradable. Esta innovadora idea contribuiría a reducir los 50 millones de toneladas de chatarra electrónica que se generan anualmente y minimizar los problemas derivados de su contenido en mercurio, plomo y cadmio.

SabrinaPin
0