Noticias

BIOPLÁSTICO A PARTIR DE PLANTAS

14 de Mayo del 2015 | 2 min lectura| fede
Compartir

En México han Bioplástico a partir de plantas. Los investigadores de la Universidad de Huelva en colaboración con el Instituto Tecnológico de Ciudad Madero crearon plástico de base vegetal incorporando Lignina que es extraido a partir de plantas, madera molida, obteniendo así un bioplástico. La investigación se centra en la búsqueda de materias primas de origen natural que tienen la finalidad de sustituir el petroleo como fuente principal de fabricación de plástico.

La lignina es un polímero, que se encuentra en las células de las especies vegetales junto a otros dos componentes: la celulosa y la hemicelulosa. Debido a sus características emulsionantes, de elasticidad y viscosidad, la lignina puede sustituir a compuestos químicos derivados del petróleo en la fabricación de pegamentos, espesantes, grasas lubricantes o, incluso, jabones.

Han combinado la lignina con el ácido poliláctico, otro polímero en cuya producción se utilizan combustibles fósiles como el carbón o el gas natural. En la actualidad, se están fabricando plástico con ácido poliláctico puro. La idea es la mezcla de ambos componentes para comprobar si el material resultante podría utilizarse con la misma finalidad. Los ensayos demostraron que al añadir un 30 por ciento de lignina, se obtenía un plástico con características similares a las del fabricado íntegramente con ácido poliláctico. Entre estas propiedades destacan su elasticidad y su estabilidad térmica, es decir, su resistencia a la temperatura.

Para obtener la lignina, los investigadores eligieron la madera de paulownia, una planta de crecimiento rápido utilizada en la producción de papel. Ésta se trocea en partes pequeñas y se cuece con sosa y agua, un proceso que se conoce como deslignificación. Este líquido contiene lignina. Para extraerla se utilizan distintas técnicas de precipitación en medio ácido. También se estudió la posibilidad de realizar un pretratamiento de la materia prima, basado en una cocción en agua, para realizar una primera extracción de las hemicelulosas (azúcares) que también pueden ser aprovechados permitiendo obtener una lignina más pura.

La utilización de la lignina en la fabricación de plástico está vinculada al concepto de biorefinería, una alternativa sostenible a la industria química que utilizan el petróleo como materia prima. Uno de los objetivos de las biorefinerías es el aprovechamiento integral de las materias primas, el caso del papel, elaborado con celulosa se obtienen dos subproductos que suelen ser desechados: la hemicelulosa y la lignina. Estos subproductos ahora podrían tener un resultado a la hora de crear nuevos materiales como un plástico mas natural.

Compartir en redes sociales