Noticias

BIOPLÁSTICOS, 9NA CONFERENCIA EUROPEA

19 de Noviembre del 2014 | 2 min lectura| Alejandra
Compartir

Bioplásticos, 9na Conferencia Europea. European Bioplastics anuncio la 9na Conferencia Europea de Bioplásticos que tendrá lugar los días 2 y 3 de diciembre de 2014, en Bruselas, Bélgica. Desde el uso de fuentes renovables a las opciones de gestión de residuos diversificadas, los bioplásticos ofrecen la oportunidad única de realizar una bioeconomía circular eficiente. La fuerza innovadora y dinámica de crecimiento de la industria europea de bioplásticos le permite ser un jugador clave para situar a Europa en el camino hacia la verdadera eficiencia de los recursos.

Cada año, aproximadamente entre 350 y 400 expertos de todo el mundo se reúnenen para hablar de  Bioplásticos, 9na Conferencia Europea, lo que pone de manifiesto la valiosa contribución de la conferencia para la creación de redes y el intercambio de información. Las presentaciones de expertos incluyen innovaciones de la industria , desarrollos de materiales y de aplicaciones, así como las últimas tendencias en materia legislativa.

Los bioplásticos presentan dos ventajas, que proceden de fuentes renovables, evitando el uso de fuentes fósiles ademas de proporcionar una reducción en las emisiones de CO2 y que son biodegradables o compostables, proporcionando una reducción de los vertederos, además de poder ser valorizados, como fertilizantes o compost y producir biogás mediante la fermentación.

Dichos materiales proceden de fuentes renovables, bien extraídos de la biomasa, como la celulosa o el almidón, o bien producidos por microrganismos como los polihidroxialcanoatos (PHA). Los que mayor cuota de mercado poseen son aquellos que proceden de monómeros naturales que se han polimerizado sintéticamente como el poli (ácido láctico) (PLA) o los almidones termoplásticos (TPS).

Los envases tradicionales protegen al producto, son baratos y parecen durar indefinidamente. Sin embargo, su durabilidad es un problema serio para el medio ambiente, buscando una solución a estos problemas, surge la necesidad de desarrollar plásticos obtenidos a partir de fuentes renovables, que se degraden cuando hayan finalizado su función de envase, sobretodo en aplicaciones de corta vida, como los productos frescos en alimentación.

A continuación se detallan algunos ejemplos de diferentes clases de bioplasticos

Poli (ácido láctico) (PLA)

Es un polímero obtenido a partir de almidón de maíz, mediante la fermentación del ácido láctico. Tras la fermentación el ácido láctico se somete a un proceso de polimerización, para formar el poli (ácido láctico), bioplástico más conocido como PLA.

Posee ciertas características particulares como por ejemplo:

• Sus propiedades mecánicas se asimilan a las del PET y PS.

• Es un material que puede imprimirse sin tratamiento superficial.

• Presenta una termosoldabilidad a temperaturas inferiores a las de las poliolefinas y una alta transparencia.

• El PLA se encuentra en envases como bandejas, botellas o bolsas flexibles.

Almidón termoplástico (TPS)

El almidón, polímero anhidroglucosídico es un material biodegradable de bajo costo compuesto por dos isómeros, la amilosa (estructura lineal) y la amilopectina (estructura altamente ramificada), cuya proporción depende de la fuente de origen.

Su naturaleza hidrofílica hace que el TPS sea susceptible a los ataques de la humedad y provoque cambios significantes de estabilidad dimensional y en las propiedades mecánicas.

Actualmente existen diferentes variedades de TPS, que combinan poliésteres con almidones nativos de diversos orígenes, como maíz, patata o guisante y que presentan propiedades diferentes. Esta variación hace que el TPS destaque por su versatilidad en sus propiedades, al poder ser modificado fácilmente con aditivos superficiales, además de tener unas buenas propiedades de sellabilidad y de imprimibilidad sin tratamiento superficial.

Bioplásticos a partir de bacterias

Otra de las familias de polímeros biodegradables son los polihidroxialcanoatos (PHAs), obtenidos a partir de fermentación bacteriana. Las bacterias pueden crecer en cultivo y el plástico ser extraído fácilmente. Una de sus características es su versatilidad, ya que existen más de cien monómeros diferentes (como por ejemplo hidroxivalerato, butirato, etc.) que en función de la variabilidad de la posición de sus grupos funcionales y grados de polimerización varían las propiedades finales del polímero sintetizado.

Estos polímeros son completamente biodegradables, de carácter termoplástico, con una alta cristalinidad, elevada temperatura de fusión, buena resistencia a los disolventes orgánicos y muy buenas propiedades de resistencia mecánica.

Compartir en redes sociales