Movilidad sustentable

BMW DESARROLLÓ UN TRAJE VOLADOR A PROPULSIÓN ELÉCTRICA

29 de Enero del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Lo estrenó en noviembre, en la cordillera austríaca Hohe Tauern, y fue manejado por el saltador profesional Peter Salzmann.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

BMW i, la submarca de BMW fundada en 2011 para fabricar vehículos eléctricos, ha desarrollado un traje de alas de propulsión eléctrica. Para ello, se ha servido de la colaboración de BMW Group Designworks y el deportista aéreo y saltador de base profesional Peter Salzmann, quien en noviembre voló con éxito sobre las montañas en Austria.


Salzmann, quien llevó el concepto a BMW para en 2017 ponerse manos a la obra, saltó desde un helicóptero a 3000 metros de altura, completando el primer vuelo humano del mundo impulsado por un traje de propulsión eléctrica.

El traje volador

El traje, elaborado con fibra de carbono y aluminio, está provisto por dos impulsores de carbono de 13 centímetros con una potencia total de 15 kilovatios (kW), y permitió a Salzmann elevarse por encima del pico de la montaña Tres hermanos.

En pleno vuelo, el traje alcanzó una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora. Para un deporte que normalmente celebra velocidades horizontales máximas de aproximadamente 60 millas por hora, el “traje de alas electrificado” creará nuevas oportunidades en los deportes aéreos temerarios y el turismo de aventura Pay for Peril.

“En ese momento, estaba desarrollando trajes para paracaidismo y salto base con un amigo y mentor de salto base”, le dijo Salzmann a BMW. “Uno de ellos era un motor de apoyo, y es una idea que no podía dejar de lado. Me pareció fascinante la idea de poder saltar desde mi montaña local con el traje de alas y aterrizar en mi jardín”.

“Nuestro enfoque orientado al futuro con sistemas de propulsión eléctrica y materiales y tecnologías innovadores encajaba perfectamente con la idea inusual, pero fascinante de Peter Salzmann”, dice Stefan Ponikva, vicepresidente de experiencia de marca en BMW i. “También me impresionó su esfuerzo físico, combinado con un profundo conocimiento técnico y una comprensión muy clara de la marca”.

Parecido a “un minisubmarino futurista”, el diseño cuenta con un acelerador operado con el pulgar y los dedos en la manga izquierda. El sistema de propulsión eléctrica funciona con una batería de litio de 50 voltios (V) unida a la placa de pecho del traje, que puede producir un empuje de hasta 15 minutos y alimentarse con energía renovable.

“La sostenibilidad es muy importante para mí, y algo con lo que trato de vivir mi vida diaria. Disfruto de la naturaleza desde el aire y en el suelo, por eso mi objetivo es seguir constantemente el camino de la sostenibilidad incluso cuando se trata de movilidad”, dice Salzmann.

¿A que prueba se sometió ya ?

El traje fue probado en Aerolab, el túnel de viento horizontal de BMW, y en un túnel de viento vertical en Suecia. Un prototipo de diseño inicial, con un 40 % de potencia adicional, fue descartado en favor de un diseño más ligero y una mayor libertad de movimiento.

El traje estaba programado originalmente para debutar en Corea del Sur en la primavera de 2020, pero el plan se retrasó por la pandemia. Los picos Tres hermanos en la cordillera austríaca Hohe Tauern, cerca de la casa de la infancia de Salzmann, fueron seleccionados como ubicación de reemplazo.

Para prepararse para el vuelo, Salzmann completó un entrenamiento especializado para desarrollar los músculos de la base, el cuello y los hombros a fin de mantenerse en la posición correcta durante la duración del vuelo. Con el primer vuelo en su haber, Salzmann ya ha puesto sus ojos en nuevos objetivos: volar entre edificios de gran altura en Corea del Sur.

Compartir en redes sociales