Noticias

BUENOS AIRES REGLAMENTÓ LA LEY DE BOSQUES NATIVOS

18 de Agosto del 2017 | 2 min lectura| Federico Beron
Compartir

Luego del trabajo llevado por el Área de Recursos Naturales de la Provincia; Buenos Aires finalmente reglamentó la Ley de protección de Bosques Nativos. Hasta el momento era la única provincia que no tenia ley reglamentada para cuidar sus bosques; ya que es una herramienta necesaria para proteger el bosque nativo, estableciendo un uso sustentable con el fin de mantener los distintos ecosistemas de la Provincia.

La ley 14.888 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos establece la protección 969.000 hectáreas de Bosque; y en el 80 por ciento de esa superficie se prohíbe el desmonte y la modificación del uso del suelo. Solo serán autorizadas las actividades que garanticen el desarrollo sostenible del ecosistema; y para poder realizaras necesitarán la aprobación de la autoridad de aplicación local y deberán respetar la subsistencia del bosque nativo.

Además, los propietarios de predios con bosque nativo deberán presentar planes de conservación y manejo sostenible. Deberán ser propuestos y elaborados por profesionales y deberán contar con el aval técnico de la autoridad local de aplicación.

Desde el año 2008 hasta la actualidad casi todas las provincias sancionaron su correspondiente Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo (OTBN); clasificando a los bosques provinciales. La falta del OTBN en Buenos Aires representaba un problema normativo de gran importancia; ya que los bosques nativos estaban desprotegidos frente a las potenciales amenazas, principalmente los proyectos inmobiliarios.

Distribución de los Bosques nativos de la provincia de Buenos Aires

  • Delta del Paraná: San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Baradero, Zarate, Campana, Tigre, San Fernando y Escobar.
  • Bosque Ribereño: Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Ensenada y Berisso.
  • Talares de Barranca: Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Ensenada y Berisso.
  • Talares del Este: Magdalena, Punta Indio, Chascomús, Lezama, Castelli, Dolores, Tordillo, Gral. Lavalle, Maipú, Gral. Madariaga y Mar Chiquita.
  • Caldenal y Monte: Villarino, Patagones, Puán, Adolfo Alsina, Tornquist y Bahía Blanca.

Dichos bosques son de suma importancia tanto para la flora y fauna: como también para las comunidades que habitan estas zonas. En primer lugar, los bosques nativos funcionan como corredores biológicos que sirven de resguardo y fuente de alimentación para una gran variedad de animales que habitan. Y forman parte de la rica biodiversidad de estos ecosistemas.

En segundo lugar, son relevantes para la comunidad en general. Sobre todo para los habitantes de la provincia, debido a los servicios ecosistémicos que brindan.

Compartir en redes sociales