Tecnología sustentable

CASAS SUSTENTABLES IMPRESAS CON TECNOLOGÍA 3D

28 de Febrero del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Mighty Buildings debutó en agosto de 2020. La empresa californiana puede imprimir un piso, paredes y un techo que estén completamente instalados en 24 horas.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

Hogares sostenibles hechos con una impresora 

Ubicada en Oakland, California, Mighty Buildings está innovando en la industria de la construcción al crear hogares asequibles y sostenibles mediante la impresión 3D, la robótica y la automatización. Tras debutar en agosto de 2020, la empresa puede imprimir un piso, paredes y un techo que estén completamente instalados en 24 horas, bajo el código de construcción y certificación UL (Underwriters Laboratories).

“Nuestra tecnología de impresión 3D nos permite producir casas modulares y componentes de construcción mucho más rápido que la construcción tradicional”, señalan. “Nuestras impresoras 3D utilizan un material compuesto termoestable que inventamos llamado Light Stone Material (LSM), que se endurece cuando se expone a la luz ultravioleta, lo que lo convierte en un material de construcción más eficaz”.


En comparación con el material de superficie sólida Corian de DuPont (polímero acrílico y trihidrato de alúmina), el LSM es fuerte, se cura rápidamente y se puede fresar para obtener la suavidad de acabado preferida.

ENFOQUE EN LA SUSTENTABILIDAD

“La sustentabilidad es el enfoque central en nuestra ingeniería, diseño y selección de materiales”, señala el cofundador Sam Ruben en diálogo con Sarah Goehrke, periodista especializada en impresión 3D. Tras anunciar una ronda Serie B de $ 40 millones, Ruben agregó: “Con esta financiación vamos por buen camino con nuestro compromiso de ser una empresa Carbono Neutral para 2028 y poder entregar hogares con Energía Neta Cero. Eso es 22 años por delante de la industria de la construcción”.

Un gran interrogante es qué ocurre con la fuerza laboral de la construcción. Según Rubén, “lo que estamos tratando de hacer al final del día no es reemplazar la mano de obra, sino optimizar la productividad. Hay una falta de mano de obra calificada, especialmente en California. Muchos han dejado la industria de la construcción o se han jubilado. Lo que estamos tratando de hacer es optimizar esa mano de obra y atraer una nueva generación de trabajadores familiarizados con la tecnología y crear un espacio para ellos en la industria de la construcción”.

La construcción es el trabajo más peligroso en Estados Unidos, después de la minería. La impresión en 3D de casas sustentables, por el contrario, tiene lugar en un entorno seguro, utilizando diez veces menos espacio y sin desperdicios. De hecho, el fresado del Light Stone Material permite capturar el material adicional y usarlo nuevamente.

El LSM es lo suficientemente fuerte como para soportar su propio peso al imprimir líneas horizontales, lo que simplifica el proceso de impresión de estructuras sólidas. La compañía está planeando diferentes diseños para sus estructuras, pero por ahora está ofreciendo carcasas con una pared curva como un elemento de diseño atractivo, pero también en parte para mostrar de lo que es capaz el material.

RECICLADO DE MATERIAL EN USO

Mighty muele las superficies de las paredes exteriores de los edificios, por lo que puede dar a las estructuras cualquier forma o apariencia que desee, desde revestimientos típicos hasta patrones más decorativos. Debido a que el proceso ocurre en un entorno cerrado se puede volver a capturar el polvo para reutilizar ese material en futuras impresiones.

Dentro de las paredes, un patrón estructural está revestido con espuma, lo que mejora la retención de calor más allá de lo que obtendría de las típicas paredes de madera con aislamiento de espuma o fibra de vidrio. Este tipo de retención del calor es importante cuando se trata de cumplir con rigurosos estándares ambientales.

El costo de las viviendas, que están prácticamente listas para ser instaladas y habitadas, es un 45 % inferior a la vivienda promedio en el estado de California. Las opciones van desde un estudio de poco más de 30 m² (salón/dormitorio, cocina y baño) a US$ 110.000 hasta un departamento de tres habitaciones y dos baños a US$ 285.000.

Compartir en redes sociales