Ciudades sostenibles

CÁSCARA DE LIMÓN: PROPIEDADES Y USOS

18 de Julio del 2015 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

Cáscara de limón: propiedades y usos, conoce distintas formas de consumirla y utilizarla en tu hogar.Desde la antigüedad, el limón ha sido utilizado tanto en la gastronomía, como en la salud y en la belleza. Este fruto se caracteriza por sus altos contenidos de vitamina C, ácido cítrico, calcio, magnesio, bioflavonoides, pectina y limoneno, los cuales fortalecen el sistema inmunológico, tienen un fuerte poder antibacteriano y antiviral para ayudar a combatir muchas enfermedades.

La mayoría de las personas utilizamos el limón muy a menudo, pero casi siempre eliminamos el 50% de él, es decir, la cáscara. A través de los años y después de muchas investigaciones, se ha encontrado que la cáscara de limón tiene hasta 10 veces más vitamina que su jugo, minerales y fibras, que favorecen la eliminación de toxinas e incluso funciona como un agente rejuvenecedor. Esta parte del fruto tan ignorada por la mayoría de las personas, sorprendentemente ha mostrado indicios de resultados positivos en la lucha contra el cáncer, pues ayuda a eliminar las células cancerosas, e incluso combatiendo hasta 12 tipos de esta enfermedad. Pero eso no es todo, la cáscara de limón también es buena para regular la presión arterial y combatir el nerviosismo.

También son una excelente fuente de fibra, potasio, magnesio, calcio, ácido fólico y betacarotenos.

En la cocina

-Una de las formas más comunes es utilizando su ralladura, la cual se puede agregar a varios platos y cocteles. Para esto, lo único que debes hacer es poner a congelar un limón entero, y una vez esté bien congelado, rallarlo bien, obviamente sin pelarlo.

-Otra forma de disfrutar los beneficios de la cáscara de limón, es preparando una limonada licuada en lugar de exprimir los limones. Para que no quede con ese toque amargo que puede resultar molesto, lo ideal es agregar azúcar al agua antes de agregar los limones y después licuar muy bien todos los ingredientes hasta obtener la deliciosa y refrescante limonada.

- Azúcar con sabor a limón: mezclá la ralladura de un limón grande con dos a tres tazas de azúcar. Mezclá bien y dejá que se seque un poco durante una hora. La ralladura liberará sus aceites naturales y estos serán absorbidos por el azúcar, tomando así sabor. Podés usarla en tus recetas y realzar así el sabor de tus comidas.

- Té de cáscara de limón: para preparar esta infusión desintoxicante, herví un litro de agua. Luego, colocá la cáscara de dos limones y cociná a fuego lento por 15 minutos. Antes de consumirlo, agregale el jugo de dos limones.

- Cáscaras confitadas: cortá en tiras las cáscaras de 10 limones y ponelas a hervir en una olla con agua durante dos minutos. Enfriá, colá el agua, y repetí el mismo procedimiento dos veces más. En otra olla, prepará un almibar usando 100 gr de azúcar y agua. Una vez listo, añadí las cáscaras al almibar y cociná a fuego lento hasta que se seque. Cuando esto suceda, retiralas del fuego y dejalas secar sobre un papel de cocina.

- Cubitos de hielo cítricos: agregale ralladura de limón al agua que colocás en la cubitera para darle un toque especial a tus cócteles y bebidas.

- Aceite de oliva aromatizado: cortá las cáscaras de limón y colocalas en una botella con aceite de oliva. Para obtener un sabor intenso, esperá un mes antes de utilizarlo.

En el hogar

- Aromatizante de ambientes casero: colocá en una cacerola 500ml de agua, la cáscara de dos limones, 3 ramitas de romero fresco y una cucharadita de vainilla. Cuando hierva, retirá del fuego y dejá reposar. Para conservar el preparado, guárdalo en el refrigerador.

- Ahuyentá a los insectos: colocá pequeñas tiras de cáscara de limón en los umbrales, los bordes de las ventanas o cerca de los agujeros por donde puedan entrar las hormigas. Esto también sirve para alejar a las cucarachas y las pulgas.

- Refrescá tu refrigerador: usá las cáscaras de limón para absorber los olores de la comida.

- Aromatizante para placares y cajones: secá las cáscaras y colocalas en una bolsita de tela. Añadí alguna especie que te guste, como canela o cardamomo, y colocala en los cajones o placares para perfumar la ropa.

- Limpiador de limón: colocá un puñado de cáscaras de limón en un frasco y agregá vinagre blanco. Tapá la mezcla y dejala reposar por dos semanas. Colá el líquido y añadile agua (media parte de agua por cada media parte de mezcla). Usalo como limpiador multipropósito, es excelente para desinfectar y desengrasar.

Belleza y salud

- Blanqueá tus uñas: frotá sobre ellas la cáscara de un limón para que vuelvan a verse lindas y sanas.

- Baño para pies: herví las cáscaras durante algunos minutos, dejá que el agua se enfríe completamente y colala. Agregá un cuarto de taza de leche de vaca o de almendras, dos cucharadas de aceite de oliva y unas gotas de aceite esencial de limón. Sumergí los pies en este preparado por aproximadamente 20 minutos para humectarlos y suavizarlos. Luego, secalos con una toalla sin frotar, dando toquecitos.

- Tónico para la piel: podés frotar las cáscaras de limón ligeramente sobre tu rostro, sólo tenés que tener cuidado con los ojos.

-Efecto desintoxicante y reducción de colesterol: La cáscara de un limón casera, sin ningún producto químico, es una fuente de antioxidantes, especialmente la corteza blanca que rodea la fruta. Es rico en flavonoides que normalizan los niveles de colesterol, y son muy eficaces como limpiadores naturales del organismo.

Se ralla la cáscara de limón y se vierte en agua, dejandola permanecer durante unos minutos y luego echarle un poco de jugo de limón. Para la limpieza del cuerpo, se recomienda beber esto durante la semana, todas las mañanas.

Compartir en redes sociales