Ceniza de las colillas, elimina al arsénico del agua

Ceniza de las colillas, elimina al arsénico del agua. Las colillas de cigarrillo pueden causar mucho daño en el ambiente, pero como todos los residuos si se gestionan y se les encuentra un valor pueden ser muy interesantes en la resolución de problemas, es conocido su utilización para biofertilizantes, tambien para mejorar el almacenamiento de energía, y ahora las ceniza de las colillas, elimina al arsénico del agua.

El arsénico, bien conocido por su acción como veneno, puede ser eliminado del agua destinada al consumo humano utilizando métodos de tratamientos sofisticados. Pero en lugares en los que falta el equipamiento o los conocimientos necesarios para retirarlo, aún envenena el agua para beber y hace que la gente enferme.

Para solucionar este problema, unos científicos han desarrollado una nueva técnica, simple y de bajo costo, para eliminar el arsénico, que se basa en la utilización de restos de otra amenaza conocida para la salud, los cigarrillos.

El arsénico natural y el liberado por ciertas actividades industriales:

  • contaminan el agua subterránea hasta un grado preocupante en muchos países.
  • El elemento insípido e inodoro puede causar decoloración de la piel, dolor abdominal, parálisis parcial y muchos otros problemas de salud graves.

Si bien existe tecnología para eliminar el arsénico del agua y se usa ampliamente en áreas industrializadas, esta es cara y poco práctica para regiones rurales o en vías de desarrollo. Los científicos han estado explorando el uso de materiales de desecho naturales, como las pieles de plátano y las cáscaras de arroz, para retirar el arsénico del agua, pero estos han mostrado tener una eficiencia limitada.

Reconociendo que la estructura porosa de la ceniza de los cigarrillos podría estar mejor adaptada para este propósito, el equipo de Jiaxing Li, del Instituto de Física del Plasma, adscrito a la Academia China de Ciencias, en la ciudad de Hefei, decidió probarla.

En un proceso simple, barato y de un solo paso, los investigadores prepararon ceniza de cigarrillo con un recubrimiento de óxido de aluminio. Debido a la consistencia porosa de la ceniza, que sospechaban que haría un medio de filtración de alta eficacia – más que otros materiales de bajo costo que se han tratado anteriormente, tales como cáscaras de plátano .

A continuación, probaron la ceniza preparado en el agua subterránea

Cuando probaron el material con agua subterránea de Mongolia, que estaba contaminado con arsénico de origen natural, comprobaron que eliminó más del 96 por ciento del arsénico, reduciendo sus niveles por debajo de los límites máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud. Lo que es más, el filtro puede ser reutilizado hasta seis veces sin disminución del rendimiento.

Dado que la ceniza de cigarrillos es un desecho común en muchos países y que puede ser recogida fácilmente en lugares donde se permite fumar en público, podría ser aprovechada con relativa facilidad para el método descrito de eliminación del arsénico del agua.

Fuente: Noticiasdelaciencia.com

alejagm
1001