Residuos

CESPED EN UNA BIBLIOTECA,PERO ADENTRO !!

20 de Diciembre del 2012 | 2 min lectura| Alejandra
Compartir

Pensando en el mejor pensar y estudiar en la biblioteca de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, han buscado una alfombre un tanto particular, una alfombra de césped, vivo!!!

El tema es que el estar en contacto con la naturaleza parece que mejora la concentración, toda una empresa montar esta estructura que a fin de cuentas, ayuda y mucho.

Siguiendo las recomendaciones científicas, convertir su yermo suelo en hierba fresca busca atraer una mayor fuerza intelectual y decir adiós al estrés de los exámenes finales en la semana más crucial del curso.

Un suelo impermeabilizado para luego colocar gruesas capas de hiebas, tal cual los techos vivos, ahora son los suelos, supongo que se debe haber adecueado la frecuencia de la iluminación para que la hierba sobreviva adentro, lo que a mi me genera duda cómo hacen cuando riegan, tanta humedad y libros, que no se te caigan.

Con esta nueva decoración, esta nueva moqueta viva transformó la sensación ambiental y animó a los estudiantes a descalzarse y sentir el cosquilleo del césped mientras estudiaban sentados en mullidos sillones o directamente sobre el césped.

Cuando los educadores se ocupan de los educandos, concretan este tipo de iniciativas. Los profesores del departamento de Ecología Humana, que de este original modo ha querido ser como un libro abierto para sus estudiantes. Creen que así podrían aprender, comprobar en vivo los beneficios de la naturaleza, su potencial para ayudarles a controlar el estrés y mejorar su estado de ánimo.

No sólo se esperaba que la nueva presencia vegetal les ayudara a concentrarse mejor, sino también a sentir un mayor bienestar y confort durante sus interminables sesiones de estudio, que es para lo que suele utilizarse esta biblioteca universitaria.

Son numerosos los estudios que han reconocido los beneficios de estar en contacto con la naturaleza para mejorar la concentración, la memoria, la capacidad de resolver problemas y el bienestar. En suma, la buena influencia de introducirnos en un espacio relajante, en el que el aire libre regule nuestros bioritmos de un modo más armónico. Y, como dice la archiconocida y sabia frase, si la montaña no va a Mahoma… entonces está claro: el césped entrará en las bibliotecas o donde sea menester.

La iniciativa ha sido un rotundo éxito, lo que ya está generando nuevas ideas de como seguir adecuando los espacios.

Fuente: Ecología verde

Compartir en redes sociales