China tendrá su luna artificial pero... ¿qué pasará después?

La noticia se difundió rápidamente...La ciudad de Chengdu, en el suroeste de China, planea lanzar su satélite de iluminación, también conocido como la "luna artificial". Pero la "brillante" novedad que en principio generó asombro, poco a poco se opacó ante la incertidumbre que se apropió de la idea. Comenzaron a surgir muchas dudas, y la mente se abrió ante muchas preguntas. Algunas personas expresaron su preocupación de que las luces reflejadas desde el espacio podrían tener efectos adversos en la rutina diaria de ciertos animales, en el crecimiento de las plantas, la observación astronómica y en la propia vida cotidiana...

Conocé la noticia y todo aquello que pone en duda los beneficios de un astro falso.


Chengdu lanzará "luna artificial" en 2020

Se diseñó un satélite de iluminación para complementar la luna en la noche. Esto fue dado a conocer hace unos días por Wu Chunfeng, durante una actividad nacional de innovación masiva y emprendimiento celebrada en esa ciudad. Wu es el presidente de Chengdu Aerospace Science and Technology Microelectronics System Research Institute Co., Ltd. Este organismo es conocido por ser el principal contratista para el programa espacial chino.

Algunos datos y detalles de la “luna artificial”:

  • Su brillo será ocho veces mayor que el de la luna real.
  • Será lo suficientemente brillante como para reemplazar las luces de la calle.
  • Podrá iluminar un área con un diámetro de 10 a 80 kilómetros y se espera que permita ahorrar dinero a la ciudad al eliminar la necesidad de faroles.
  • Se podrá ajustar la dirección de iluminación con un margen de error de una docena de metros.
  • Tendrá un revestimiento altamente reflectante para devolver la luz del sol gracias a una especie de alas similares a unos paneles solares. Estas alas permitirán ajustar los ángulos para obtener un foco con el que apuntar a un lugar determinado de la tierra.

Este satélite de iluminación comenzó a desarrollarse hace varios años. La idea de la "luna artificial" surgió de un artista francés, quien imaginó colgar un collar hecho de espejos sobre la tierra para reflejar la luz del sol en las calles de París durante todo el año. Con el tiempo y gracias las investigaciones, ahora la tecnología finalmente contribuyó a concretar avances. Esperan que la “luna artificial” esté en órbita en el año 2020.

Los efectos y las consecuencias del plan

Desde el portal chino People's Daily Online, se dijo que “ algunas personas expresaron su preocupación de que las luces reflejadas desde el espacio podrían tener efectos adversos en la rutina diaria de ciertos animales y la observación astronómica”. Al respecto, Kang Weimin,uno de los directivos de la compañía involucrada, explicó que “la luz del satélite es parecida a un resplandor similar al del atardecer, por lo que no debería afectar a las rutinas de los animales”.

Sin embargo, medios de comunicación como National Geographic indicaron por estos días que, como el tamaño y la tecnología de iluminación de la luna artificial de Chengdu aún no es revelado, “ no está claro si el brillo del satélite artificial propuesto sería lo suficientemente intenso como para interferir con las rutinas de la vida silvestre local”.

Por su parte, el portal xataka.com es claro: “el impacto que puede tener un espejo gigante en el espacio es considerable, especialmente para una parte de la fauna y la flora que depende de los ciclos nocturnos para desarrollar sus hábitos. No hay que olvidarse tampoco de que además de las especies que realizan toda su actividad de noche, también puede influir sobre la vegetación. Una exposición continua a la luz solar puede provocar un sobredesarrollo de algunas plantas, similar a lo que ocurre en un invernadero”.

Aunque el satélite estaría enfocado en el perímetro de la ciudad, las consecuencias negativas aún no terminan de definirse.

La expresión “contaminación lumínica” resuena ahora con énfasis.

El sitio hipertuextual.com, aborda la noticia con preocupación citando lo contado por Alejandro Sánchez, astrofísico en la Universidad de Exeter y líder del proyecto Cities at night, un proyecto español para elaborar un mapa de contaminación lumínica en la Tierra.

Al parecer, tanto las plantas como los animales podrían verse afectados. Según ha contado para ese medio, las plantas, por ejemplo, "tendrían luz suficiente para realizar la fotosíntesis por la noche, con lo que cambiarían sus ciclos de crecimiento. Además, podrían florecer antes. Como consecuencia, las especies menos adaptadas al frío se helarían en períodos de bajas temperaturas”.


En relación a los animales, se ha comprobado que muchas especies se vuelven cada vez más nocturnas, con el objetivo de huir de la luz y la actividad humana porque la oscuridad es su refugio, Con la luz artificial de la luna podrían tener dificultades para descansar y alimentarse, poniendo en peligro su supervivencia.

Por otro lado, se explica que al permanecer en un atardecer permanente, algunas especies crepusculares, como los mosquitos, estarían activas durante muchas más horas, con el peligro que eso supone.

¿Y qué hay para decir de los seres humanos? Las personas se verían obligadas a cerrar o tapar las persianas para poder dormir. Se alteraría el ritmo y el descanso habitual y necesario en la vida ya que esa luz constante provocaría como mínimo, problemas de sueño...

--------

No está claro si el proyecto está respaldado por la propia ciudad o directamente por el gobierno del país oriental. De concretarse, veremos qué sucede después.

NoeliaGieser
0