Tecnología y ambiente

CÓMO FUNCIONA EL NUEVO MATERIAL A BASE DE PLANTAS QUE PODRÍA REEMPLAZAR AL PLÁSTICO EN EL ENVASADO DE ALIMENTOS

11 de Julio del 2022 | 2 min lectura| Sergio Segui
Compartir

¿Se puede pensar en una forma de envasar alimentos frescos que pudiera prolongar su vida útil y eliminar la contaminación microbiana?

distribución y viabilidad

La respuesta es… sí. Investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson de Harvard (SEAS) y la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard desarrollaron un sistema de envasado de alimentos biodegradable y antimicrobiano que hace ambas cosas.

“Uno de los mayores desafíos en el suministro de alimentos es la distribución y la viabilidad de los alimentos en sí mismos”, dijo Kit Parker, profesor de bioingeniería y física aplicada de la Tarr Family en SEAS y autor principal del artículo publicado en Nature Food.

“Estamos aprovechando los avances en la ciencia de los materiales y el procesamiento de materiales para aumentar tanto la longevidad como la frescura de los alimentos y hacerlo en un modelo sostenible”, amplió.

El nuevo sistema de envasado de alimentos tiene sus raíces en la medicina del campo de batalla.

Durante más de una década, Parker y su Grupo de Biofísica de Enfermedades han estado desarrollando fibras antimicrobianas para apósitos para heridas. Su plataforma de fabricación de fibra, conocida como Rotary Jet-Spinning (RJS), fue diseñada específicamente para este propósito.

La idea es traducir la investigación del vendaje de heridas al envasado de alimentos.

“Resultó que los apósitos para heridas tienen el mismo propósito, de alguna manera, que los envases de alimentos: mantener los tejidos, protegerlos contra bacterias y hongos y controlar la humedad”, aseveró Huibin Chang, becario postdoctoral en SEAS y primer autor del estudio.

el rol del pululano

Para hacer que las fibras sean seguras para los alimentos, el equipo recurrió a un polímero conocido como pululano ( Polisacárido insípido. Se obtiene derivado del almidón extraído de la madera, cereales y vegetales fermentado por el hongo Aureobasidium Pullulans, se usa generalmente para recubrimiento) un polisacárido comestible, insípido y natural que se usa comúnmente en refrescantes de aliento y mentas.

Las últimas innovaciones del laboratorio en el envasado de alimentos también pueden entrar pronto en el desarrollo comercial. La Oficina de Desarrollo Tecnológico de Harvard ha protegido la propiedad intelectual relacionada con este proyecto y ahora está explorando oportunidades de comercialización con el laboratorio de Parker.

Compartir en redes sociales