Residuos

CÓMO HACER TU MURO DE PLANTAS RECICLANDO BOTELLAS

06 de Julio del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Los muros verdes son entornos de cultivo artificial creados especialmente para lugares en donde, por sus particularidades (poco espacio, por ejemplo), es muy difícil tener plantas en superficie horizontal. Pero sus beneficios son enormes: los muros verdes son oxigenadores, capturan el polvo, disminuyen la contaminación, son aislantes térmicos y acústicos, y mejoran la calidad de vida de quienes compartan su ambiente.

También podés leer: TECHOS VERDES Y MUROS VERTICALES

Si tenés poco espacio, pero querés llenar de vegetación tu hogar refrescando y decorando el ambiente, lo podés hacer de una forma sencilla con este muro verde hecho de botellas plásticas. El tamaño queda a tu criterio, así que podés utilizar tantas botellas como espacio quieras utilizar de tu pared. Puede ser de interior o exterior dependiendo el tipo de planta que quieras cultivar: pueden ser enredaderas, florales o incluso hortalizas.

LOS MATERIALES PARA CONSTRUIR LA ESCALERA DE BOTELLAS

  • Soga plástica, porque la de fibras naturales se deteriora al estar en contacto con el agua.
  • Arandelas o juntas metálicas planas. El tamaño varía según el grosor de la cuerda.
  • Bisturí, tijeras y un marcador permanente.
  • Destornillador y un alicate o pinza (por si acaso).
  • Tornillos de gancho y taladro.

CONSTRUCCIÓN DE LA ESCALERA DE BOTELLAS

Limpiamos las botellas y las marcamos en un punto de cada lado por donde pasaremos la soga. Deben quedar alineados (paralelos) para que no quede ninguna inclinación.

Abrimos los agujeros con la punta del destornillador, justo en el lugar que marcamos el punto, perforando en línea recta el plástico hasta el otro lado.


Cuando estén listos los agujeros para la soga, con el marcador delineamos el espacio que vamos a cortar por donde sembraremos nuestra planta. Cortamos con mucho cuidado. También podemos hacer un pequeño corte con el bisturí para insertar la punta de la tijera y cortar más fácilmente.

Ya con todos los cortes hechos, medimos el espacio en el que vamos a colgar nuestro futuro muro verde, para saber el largo de la cuerda. Empezamos a insertar la cuerda, fijando la altura que queramos con nudos, y siempre con una arandela entre la botella y el nudo para evitar caídas.

Cuando hallamos decidido en qué pared vamos a instalar nuestro muro verde taladraremos la pared para introducir los ganchos de donde colgará nuestra escalera de botellas plásticas.

Cuando estén amarradas y aseguradas todas las botellas introducimos pequeñas piedras y luego las matas con la tierra húmeda, así es más fácil de manejar.


Aquí hay cuatro escalas de “botellas”. Si elegís una enredadera, como el potus, podés dejar unos 40 cm entre cada botella ya que sus hojas crecen y cuelgan.

MANTENIMIENTO REGULAR

Un muro verde requerirá agua, por lo que es una buena idea investigar un poco con anticipación qué vamos a plantar. Si vamos a plantar diferentes tipos es importante que sepamos qué niveles de riego necesitarán cada tipo, para evitar que algunas se rieguen en exceso u otras no reciban suficiente agua.

También podés leer: LOS JARDÍNES VERTICALES MÁS ATRACTIVOS DE BUENOS AIRES

Por otro lado, te sugerimos apuestes por las enredaderas y plantas en expansión ya que son generalmente buenas opciones para hacer que la superficie y la estructura de soporte sean invisibles detrás de una exuberante cortina de vegetación.

Compartir en redes sociales