Noticias

TÉ Y CÍTRICOS PREVIENEN EL CÁNCER DE OVARIOS

28 de Noviembre del 2014 | 2 min lectura| Alejandra
Compartir

Té y cítricos previenen el cáncer de ovarios, esto concluyeron los investigadores de la Universidad de East Anglia (Gran Bretaña) revelan que una taza de té puede ayudar a prevenir el cáncer de ovario. Té, manzanas, uvas, vino tinto o zumo de naranaja, ricos en flavonoles y flavanonas (dos tipos de flavonoides), disminuyen significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de ovario epitelial, la quinta causa de muerte por cáncer entre mujeres.

El té y los frutos cítricos están asociados a un menor riesgo de desarrollar cáncer de ovario, según una nueva investigación. El equipo de la profesora Aedin Cassidy estudió los hábitos alimentarios de 171.940 mujeres con edades comprendidas entre los 25 y los 55 años durante más de tres décadas. Ella y sus colegas hallaron que las mujeres que consumían alimentos y bebidas con un alto contenido de flavonoles (que se encuentran en el té, las manzanas y las uvas, entre otros alimentos) y flavanones (presentes en frutas cítricas y en zumos de estas) tenían menores probabilidades de desarrollar la enfermedad.

El cáncer ovárico afecta a muchas mujeres en el mundo. Solo en el Reino Unido la cifra anual de mujeres afectadas es de más de 6.500. En Estados Unidos, la cantidad anual de nuevos casos diagnosticados llega a 20.000 aproximadamente.

Los resultados de este estudio, llevado a cabo por especialistas de la Universidad de Reino Unido, la Escuela de Salud Pública en la Universidad Harvard en Massachusetts, Estados Unidos, y el BWH, de la misma ciudad estadounidense, revelan que las mujeres que consumen alimentos que contengan flavonoles y flavanones (ambos subclases de flavonoides dietarios) disminuyen de forma notable su riesgo de desarrollar cáncer epitelial de ovario, la quinta causa de muerte por cáncer entre las mujeres.

Dado que estos alimentos son fáciles de incorporar a la dieta y no suele exigir esfuerzos el acostumbrarse a consumirlos de manera habitual, es obvio que representan una buena vía para reducir el riesgo de cáncer de ovario.

Según la directora del estudio, Aedin Cassidy, éste es el primer estudio a gran escala que analiza si la ingesta habitual de diferentes flavonoides puede reducir el riesgo de cáncer de ovario. La investigadora resaltó la importancia del té y de los cítricos como principales fuentes de estos compuestos. Concluyó que pequeños cambios en los hábitos podrían traducirse en un menor riesgo, “beber dos tazas de té negro cada día se asoció con una reducción del 31% en el riesgo de cáncer“.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Compartir en redes sociales