Ambiente

CONCORDIA CONSTRUYE LA 1ERA AULA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

18 de Agosto del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

En las cercanías del lago de Salto Grande y con voluntarios de todo el país, la ciudad de Concordia comenzó este lunes la construcción de la primera aula de educación ambiental y sustentable de la Argentina. Miembros de la asociación civil Luz del Ibirá fueron seleccionados por TAGMA Internacional, una organización uruguaya dedicada a desarrollar proyectos innovadores con eje en educación y sustentabilidad, y que ya ha hecho este tipo de obras en Chile y el vecino país charrúa. Se espera que la construcción finalice el domingo 29 de agosto.

Si bien la semana pasada ya se había trabajado en el lugar respecto a todo lo relacionado con los cimientos, este lunes 16 se pudo dar inicio a la construcción de las escuela gracias a la participación de más de 25 estudiantes de todo el país.

“Comenzamos con la presentación de todas las instituciones y personas involucradas en el proyecto, dinámicas grupales y división de tareas, con un reconocimiento inicial del territorio y charlas acerca de los protocolos y medidas de seguridad e higiene”, explicaron desde las redes sociales del proyecto.

EDUCACIÓN AMBIENTAL CENTRADA EN AGROECOLOGÍA Y CONSERVACIÓN

“El Curso de Construcción Sustentable, coordinado por TAGMA, entrecruza la teoría y la práctica en un mismo espacio conformando equipos de educación, construcción sustentable, logística y medio ambiente” agregaron.

El aula sustentable tendrá como objetivo trabajar contenidos de educación ambiental, principalmente de agroecología y conservación para las escuelas de la región, como también para organizaciones interesadas en la temática.

“En Latinoamérica, particularmente en Uruguay y Argentina hay una organización que se llama TAGMA, que hizo otros proyectos de escuelas sustentables. Esa organización nos eligió a nosotros para crear la primera aula de educación ambiental y estará ubicada en la entrada del perilago”, sostuvo Mariana Acosta, miembro de Luz del Ibirá.

En cuanto al convenio efectuado con la Corporación para el Desarrollo de Salto Grande, Acosta indicó: “Como Luz del Ibirá tenemos convenio con muchas instituciones, como por ejemplo con la Municipalidad. En colaboración, hacemos muchos eventos en conjunto, al mismo tiempo con la Facultad de Alimentos y con Codesal. Ellos nos ofrecen el espacio, además va bien con los objetivos que tiene Codesal, de aunar la recuperación ambiental del espacio, del monte nativo. Al ser una escuela de agroecología y conservación, el aula junta esos objetivos”.

Según las autoridades el aula será un sitio aparte de la escuela en sí, aunque estará integrada a la institución. “Nuestros estudiantes podrán ir ahí todos los días. Estaremos abiertos a todas las instituciones que quieran ir, no solo a visitar, sino que, a trabajar en el aula ambiental, porque ese es el objetivo”, explicaron.

Conocé otra escuela sustentable


BIOCONSTRUCCIÓN CON MATERIALES RECICLADOS Y NATURALES

El sistema de bioconstrucción tiene como objetivo trabajar con elementos tanto reciclados como naturales. El diseño estuvo hecho por el estudio de arquitectura a77 de Buenos Aires y la construcción se realizó a través de mingas colectivas. Entre los elementos de construcción destacaron las donaciones recibidas: postes de la Cooperativa Eléctrica, tanques de agua, paneles fenólicos, entre otros.

Respecto al contenido agroecológico del aula, Concordia ya contaba desde hace dos años con un proyecto de este tipo: “Empezó muy despacio y hoy tenemos que poner un freno a los chicos que quieren venir, porque estamos desbordados de la posibilidad de atender a todos. Somos la primera escuela en agroecología, tenemos el acompañamiento del Consejo General de Educación para poner un nuevo espacio que se llamará Escuelas Comunitarias. Nosotros seríamos un intermedio entre las escuelas públicas y privadas”, explicó Mariana.

Según la integrante de Luz del Ibirá, en el marco de la crisis ecológica global, “el re vincularse con la naturaleza desde la educación ya no es tan impensado. Quizás hace diez años no se imaginaba a la escuela de otra manera que de modo tradicional. Ahora cambió el paradigma y desde la escuela es el mejor lugar”.



Compartir en redes sociales