Noticias

¿DE QUÉ SE TRATA PRINCIPIOS DE SAN JOSÉ : LOS PAÍSES QUE VAN POR UNA MAYOR AMBICIÓN?

14 de Diciembre del 2019 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

“La implementación del Acuerdo de París debe basarse firmemente en lo que la mejor ciencia disponible nos dice que es necesario para alcanzar el objetivo a largo plazo del Acuerdo: la mayor ambición posible en materia de mitigación y adaptación”.

Con estas palabras inicia la declaración de Principios de San José para una Alta Ambición e Integridad en los Mercados Internacionales de Carbono, una iniciativa de 19 países -liderados por Costa Rica- que aboga por construir un mercado de carbono que sea justo y robusto.

En este grupo, conocido como el Grupo No Convencional, se encuentran: Costa Rica, Suiza, Belice, Colombia, Paraguay, Perú, Islas Marshall, Vanuatu, Luxemburgo, Islas Cook, Alemania, Suecia, Dinamarca, Austria, Granada, Estonia, Nueva Zelanda, España e Irlanda.

Desde la Pre-COP25, realizada en octubre pasado en Costa Rica, estos países vienen abogando por aumentar el nivel de ambición en las conversaciones sobre los mercados de carbono. 

Por ello presentaron una carta de principios a la presidencia chilena para que fueran tomados en cuenta durante la negociación del Artículo 6.

Los principios son:

1- Asegurar la integridad ambiental y permitir la más alta ambición de mitigación posible.

2- Ofrecer una mitigación general de las emisiones mundiales, superando los enfoques de compensación de suma cero para ayudar a acelerar la reducción de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

3- Prohibir el uso de unidades anteriores a 2020, unidades de Kioto y derechos de emisión, y cualquier reducción subyacente hacia el Acuerdo de París y otros objetivos internacionales.

4- Asegurar que se evite la doble contabilidad y que todo uso de los mercados hacia objetivos climáticos internacionales esté sujeto a los ajustes correspondientes.

5- Evitar el bloqueo de los niveles de emisiones, tecnologías o prácticas intensivas en carbono incompatibles con el logro del objetivo de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París.

6- Aplicar metodologías de asignación y metodologías de línea de base que apoyan el logro de la Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) y contribuir al logro del objetivo de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París.

7- Utilizar la equivalencia de dióxido de carbono (CO2) en la notificación y contabilización de las emisiones y absorciones, aplicando plenamente los principios de transparencia, precisión, coherencia, comparabilidad y exhaustividad.

8- Utilizar la infraestructura y los sistemas de acceso público y centralizado para recopilar, rastrear y compartir la información necesaria para una contabilidad sólida y transparente.

9- Garantizar incentivos para el progreso y apoya a todas las Partes para que avancen hacia metas de emisiones para toda la economía.

10- Contribuir a que las Partes que son países en desarrollo particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático utilicen recursos financieros cuantificables y previsibles para hacer frente a los costos de la adaptación.

11- Reconocer la importancia de la creación de capacidad para permitir la participación más amplia posible de las Partes en virtud del Artículo 6.

“Esta es una definición de éxito en el Artículo 6. Cualquier cosa por debajo de los Principios de San José no creará un mercado de carbono justo y robusto. El diverso grupo de países que apoyan estos principios sabe que necesitamos un resultado justo para mantener el objetivo de 1,5 grados a nuestro alcance. Los principios mantienen la puerta abierta para el 1,5 grados, al tiempo que garantizan la mayor ambición posible en la mitigación y adaptación. Alentamos a otras partes a que se unan a nuestros esfuerzos para crear una base sobre la que se construya un mercado de carbono justo y sólido”, manifestó Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica.


“Un ambicioso resultado del artículo 6 creará una nueva arquitectura para los mercados que va más allá de los enfoques de compensación de suma cero para acelerar la reducción de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero”, dijo Janine Felson, embajadora de Belice.


“Si queremos evitar la crisis climática, es de vital importancia que los países trabajen al máximo nivel posible. Esta es la razón por la que Nueva Zelandia apoya los Principios de San José relativos al Artículo 6 del Acuerdo de París”, comentó James Shaw, ministro de Cambio Climático de Nueva Zelanda.


El planeta está en llamas y la ventana de escape es cada vez más difícil de alcanzar cuanto más tiempo dejamos de actuar. Los ministros aquí en Madrid deben reforzar el texto de la decisión final para responder a los crecientes impactos del cambio climático que están devastando comunidades y ecosistemas en todo el mundo. El fracaso es inaceptable”, subrayó Meyer.

Compartir en redes sociales