Turismo sustentable

DÍA NACIONAL DEL ECOTURISMO

31 de Mayo del 2019 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

Definido por la Organización Mundial del Turismo (OMT) Como “toda forma de turismo basado en la naturaleza, en la que la motivación principal de los turistas es la observación y apreciación de esa naturaleza y de las culturas tradicionales dominantes en las zonas naturales”, se trata de una actividad ideal para desarrollar en los Parques Nacionales.

¿Por qué el 31 de mayo?

En homenaje al nacimiento del perito Francisco P. Moreno, promotor de la red de Parques Nacionales de Argentina, en diciembre de 2003 se instituyó el 31 de mayo como el Día Nacional del Ecoturismo (Ley Nº25.846).

El primer Parque

Se considera al Nahuel Huapi como el Parque Nacional más antiguo porque la donación de tierras por parte de Francisco P. Moreno en 1903 es considerada el hito fundacional del sistema en el país.

En esas tierras se fundó en 1922 el Parque Nacional del Sur, que fue la base del Parque Nacional Nahuel Huapi creado en 1934 junto al Parque Nacional Iguazú (y la Dirección de Parques Nacionales).

La actual Administración de Parques Nacionales encuentra un primer antecedente en el trabajo desarrollado en 1902 por Carlos Thays, quien realizó un estudio especial del área de las Cataratas del Iguazú y proyectó un Parque Nacional de 25.000 hectáreas.

Pero sería el perito Francisco Moreno el visionario que iba a materializar la nueva idea, al cederle a la Nación tres leguas cuadradas (unas 7.500 hectáreas) de su propiedad ubicadas cerca del Lago Frías y Puerto Blest, al oeste del lago Nahuel Huapi, con el fin de que “sea consagrada como parque público natural”, escribió en la carta de donación fechada el 6 de noviembre de 1903.


Ese día es tomado como el momento en que se concreta el propósito de crear un espacio de conservación en un determinado territorio de nuestro país, y se considera que esa voluntad explícita de Moreno representa el origen de los Parques Nacionales.

En los años siguientes se sumaron tierras y estudios hasta que el 8 de abril de 1922 se creó el Parque Nacional del Sur. En 1934 y con el impulso de Exequiel Bustillo, se crearon el Parque Nacional Nahuel Huapi (sobre la base del Parque Nacional del Sur) y el Iguazú.

Además, se crearon la Administración General de Parques Nacionales y Turismo, que más adelante (1958) cambiaría a Dirección de Parques Nacionales. De esta forma, Argentina se transformó en el tercer país de América en crear parques nacionales, tras los pasos de Estados Unidos y Canadá.


“Tenés que ir a las Cataratas del Iguazú. Y al glaciar Perito Moreno”

Esta afirmación es lo primero que se repite cada vez que un extranjero esboza su deseo de conocer la Argentina o nos cuenta que está por viajar a South America. Enseguida recomendamos “los lagos de la Patagonia”, mientras recorremos con la mente las distintas regiones de nuestro país y las vamos enumerando. “Tenemos todos los climas, todos los paisajes”, sonreímos con orgullo.

El Sistema de Parques Nacionales de Argentina

Según explica la Administración de Parques Nacionales (APN), “la misión fundamental del Sistema Nacional de Áreas Protegidas es conservar muestras representativas del gran mosaico ambiental que posee Argentina". En la actualidad hay 48 áreas protegidas que abarcan una superficie de 14.778.417 hectáreas.

"Desde los inicios del sistema, hace 116 años, el espíritu de esta institución se basa en promover el contacto de los visitantes con la naturaleza. Los tiempos han cambiado y las experiencias se tornan más intensas y memorables, sin perder el legado fundacional de la creación de los parques que impulsó el Perito Moreno: conservar la biodiversidad para que sea disfrutada por las próximas generaciones", dice Eugenio Bréard, presidente de la Administración de Parques Nacionales.

Argentina, con su variedad de ecosistemas es un destino privilegiado y atrayente para visitantes de todo el mundo que buscan disfrutar de distintas actividades en la naturaleza; y en este contexto, se destaca el rol de los guías de turismo que aportan con su esfuerzo cotidiano a la sustentabilidad de la actividad, consolidándola como herramienta para conservar la biodiversidad en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

Evolución de las áreas protegidas

De ese total de 48 áreas protegidas, 46 áreas son terrestres, con 4.661.356 hectáreas y, por primera vez desde 2018, hay 2 áreas marinas, que suman 10.117.061 hectáreas.

Actualmente se está avanzando en una etapa de diálogo y construcción de consenso en torno a la creación del futuro Parque Nacional Ansenuza, en Córdoba, y se trabaja en la puesta a punto del recientemente creado Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, con el fin de mejorar senderos, infraestructura, operatividad y servicios que ofrecerá.

En la última década se protegieron 15 áreas, equivalentes a más de 1 millón de hectáreas terrestres y más de 10 millones marinas, ya que hacia 2008 había sólo 33 áreas protegidas terrestres con una superficie de 3.674.047 hectáreas. A su vez, en 1998 Argentina tenía 27 áreas protegidas con una superficie de 3.217.469 hectáreas.

Sin embargo, también hay que decir que según las últimas cifras oficiales, sólo en 2017 se perdieron 172.639 hectáreas de bosques, y la gran mayoría de esta pérdida se dio en las provincias del Norte, como Chaco, Santiago del Estero y Formosa.

Volviendo al Sistema de Parques Nacionales de la Argentina, las 48 áreas protegidas están conformadas por: 36 Parques Nacionales (en tierra o continente), 2 Áreas Protegidas Marinas, 3 Parques Interjurisdiccionales Marinos, 2 Reservas Nacionales (Pizarro y El Nogalar de los Toldos), una Reserva Natural (Formosa), una Reserva Natural Educativa (Colonia Benítez), una Reserva Natural Estricta (San Antonio), una Reserva Natural Silvestre (Isla de los Estados) y un Monumento Natural (Laguna de los Pozuelos).

Además, hay 4 especies declaradas Monumentos Naturales Nacionales: la ballena franca austral, el huemul, la taruca y el yaguareté.

el de Más visitantes

En los últimos diez años, la cantidad de visitantes a los parques nacionales creció en más de 1 millón de personas. De acuerdo a las cifras oficiales, en 2008 hubo 2.982.140 visitantes, y en 2018, 4.025.830. El incremento fue sostenido también durante la década anterior, ya que en 1998 se registraron 1.192.863 visitantes.

Una vez más, el Parque Nacional Iguazú resultó ser el año pasado el más visitado con 1.520.743 visitantes, recibiendo más del doble de gente que el segundo en la lista, Los Glaciares, con 687.190. Completan el Top 5 el Nahuel Huapi, con 430.000 visitantes, Tierra del Fuego, con 355.000, y Lago Puelo, con 235.000.

Las Cataratas fueron elegidas como unas de las 7 Maravillas Naturales del Mundo en 2011 y el Parque Nacional Iguazú fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. Cercano a Puerto Iguazú, en la provincia de Misiones, tiene 67.620 hectáreas pertenecientes a la ecorregión Selva Paranaense.

Con pasarelas en los paseos Superior, Inferior y Garganta del Diablo (el mayor salto de agua de los 275 de las Cataratas), tren ecológico, senderos en la selva, navegación en el río Iguazú, caminatas a la luz de la luna llena y centro de interpretación, Iguazú abre todos los días del año.


¿Cuál es el último?

Las áreas protegidas de más reciente creación son los Parques Nacionales Marinos Yaganes y Banco Burwood II. Las dos nuevas reservas se crearon en diciembre de 2018 en el marco del Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (SNAMP) establecido por Ley Nº 27.037, cuya autoridad de aplicación es Parques Nacionales.


La incorporación de estas reservas aporta más de 100 mil km² a la superficie marina protegida, constituyendo el primer paso para lograr la protección del 10% de los espacios marítimos argentinos, según lo previsto en el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011- 2020 asumido por las partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Situadas en lugares remotos, la Asociación de Parques Nacionales aclara que estas áreas no están abiertas a los visitantes como los parques tradicionales. En cambio, los Parques de la Patagonia atlántica (Ruta Azul) pueden ser visitados.

En Corrientes, el Parque Nacional Iberá es el último si sólo se consideran las áreas terrestres, con una superficie de 183.500 hectáreas pertenecientes a la ecorregión de los Esteros del Iberá.

Se trata de uno de los grandes humedales de agua dulce del planeta, y alberga una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y más de 360 especies de aves.

Conocer para conservar: Visitantes Responsables

A la hora de recorrer las áreas protegidas, para disfrutar de la visita sin riesgos y con responsabilidad, es muy importante tener en cuenta las siguientes pautas de comportamiento que nos ayudan a conservar la biodiversidad:

– informarse en las portadas y centros de visitantes al ingresar a los Parques Nacionales y Reservas Naturales

– no ingresar con mascotas (los perros y gatos son especies exóticas que alteran el comportamiento de la fauna nativa)

– consultar siempre el estado de las rutas, los senderos y el pronóstico del clima

– respetar la velocidad máxima permitida

– prestar atención a la cartelería durante todo el recorrido

– no salirse de los senderos señalizados

– no producir ruidos molestos

– no extraer plantas ni piedras

– mantener una distancia prudencial para observar a los animales, sin alimentarlos ni perseguirlos

– considerar los derechos de los demás visitantes a disfrutar de los espacios compartidos

– recordar que se transita por un área agreste: la caída de árboles y ramas es frecuente

– regresar del área protegida con los residuos generados y depositarlos en los contenedores habilitados para tales fines

Compartir en redes sociales