Energias renovables

DONAN TERMOTANQUES SOLARES A FAMILIAS CON BAJOS RECURSOS

07 de Abril del 2019 | 2 min lectura| vanesa
Compartir

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas construyen termotanques solares a través de botellas de plástico y material reciclable.

En el marco de un proyecto universitario, estudiantes rosarinos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) tuvieron la iniciativa de aplicar sus conocimientos adquiridos durante el año 2018, potenciándose a su máxima expresión en el 2019. El mismo consiste en fabricar termotanques solares a base de materiales reciclables. El Proyecto genero tal magnitud que los colocaron en hogares carenciados y en viviendas de Empalme Graneros.

El equipo de alumnos que conforman el proyecto, está formado por Yoel Dezio, Jair Daryll, Lucas Ferreti, Alejandro Rodríguez Salas, Aarón Rodríguez, Juan Ruano y Esteban Acosta. “Desde el punto de vista de la ingeniería, no es el proyecto más avanzado, pero sí cumple un importante rol social”, señalaron los jóvenes.

Plasmar el aprendizaje estudiado y realizar una acción que implique solidaridad son los motivos que movilizan a este equipo. El proyecto universitario trata de artefactos que permiten calentar el agua utilizando la energía solar, y la dejan disponible para el uso doméstico de una familia de hasta de cinco integrantes. Lo más destacable es que realizaron la recolección de material reciclado y reutilizan elementos como botellas plásticas, mangueras de polietileno, tarimas de maderas y acoples plásticos. Estos materiales representan el 70% del producto final, según determine la UNR.

¿Cómo funcionan?

“Una parrilla recolectora con mangueras lleva el agua hasta las botellas, donde quedan expuestas a los rayos solares. Luego de 15 minutos, el agua empieza a calentarse, el fluido se dilata y baja su densidad” explicaba uno de los alumnos a un medio radial. Y añadió “Dentro de un depósito de 200 litros, el agua más caliente sube y queda habilitada para el uso. Tras alcanzar entre 50° y 60°, el agua queda almacenada con esa temperatura por hasta ocho horas”

Tras varias pruebas, llegó el momento de la colocación y el lugar elegido fue una casa de zona oeste. La primera vez que salió el agua caliente no lo podíamos creer” afirmaron conmocionados. Asimismo aseguraron que buscan replicar la experiencia en viviendas de bajos recursos con el objetivo de ayudar a familias desamparadas. “Somos conscientes de la contaminación ambiental en la que vivimos y particularmente de que el plástico es responsable en gran parte de los residuos contaminantes que se acumulan en nuestro planeta. Nos llamó la atención la cantidad de botellas de plástico que se tiran en la calle. Cuando vamos de la Facultad a nuestras casas, las vamos recolectando”, contaron. 

Los beneficios del uso de este tipo de termotanques son múltiples, ya que fomentan la no utilización de energía eléctrica ni de gas y la importancia del reciclaje para la supervivencia. Cabe destacar, que muestran que realmente es posible vivir sin gas y sin energía eléctrica para cuidar la salud del medioambiente.

                                          Por Vanessa Furlón, equipo Sustentartv

Compartir en redes sociales