Residuos

LA SALIVA DE LOS GUSANOS DE LA CERA PUEDEN DEGRADAR PLÁSTICOS

06 de Octubre del 2022 | 2 min lectura| Sergio Segui
Compartir

Dos sustancias presentes en la saliva de los gusanos de la cera, que son larvas de polilla, pueden descomponer el polietileno, tipo más común de plásticos, lo que abre nuevas posibilidades para combatir la contaminación plástica en el mundo, según un estudio español publicado en la revista Nature.

La investigación encabezada por Federica Bertocchini del Centro español de Investigaciones Biológicas (CIB-CSIC).

La degradación de este material mediante sistemas biológicos y la reutilización de sus subproductos podría ser una solución futura a la amenaza global de la acumulación de residuos plásticos, según los autores.

El equipo usó para su estudio larvas de gusano de la cera. Bertocchini se fijó en estos gusanos -relata a Efe- gracias a su afición a apicultura, pues es una plaga de los panales.

Tambien mirá hongos que degradan el plástico

Los misterios que quedan por resolver

Hay unos pocos insectos del género de los lepidópteros y los coleópteros que sean capaces de degradar el politileno y el poliestireno, pero la Galleria mellonella lo hace en unas pocas horas y a temperatura ambiente, precisó la investigadora. El misterio es cómo lo hace.

Algunas investigaciones se han centrado en el intestino de los insectos con esa capacidad buscando en las bacterias de su microbioma, pero el equipo de Bertocchini decidió estudiar la saliva de las larvas del gusano de la cera.

La investigadora explica que para degradar el plástico el primer paso es iniciar un proceso de oxidación, "que es lo que hace en el ambiente la luz o el calor”, por el que el oxígeno entra en las moléculas del plástico, pero "tarda mucho tiempo”.

A partir de ahí se produce una reacción en cadena por la que las moléculas de plástico se descomponen en otras pequeñas, las cuales "habría que ver si se pueden reutilizar”.

Compartir en redes sociales