Residuos

ECOTIPS PARA UNA NAVIDAD AMIGABLE CON EL PLANETA

21 de Diciembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir

Sin perder su magia, en los últimos años las fiestas se fueron aggiornando: a las recomendaciones de evitar la pirotecnia y el desperdicio de alimentos se le sumó la idea de las “fiestas sustentables”, para que la celebración con los seres queridos también sea amable con nuestro planeta.

Fiestas ecoamigables 


Son solo unos días al año, pero traen un vendaval de papeles de regalo brillantes, obsequios que no gustan y exceso de comidas. ¿Y si repensamos las fiestas para que sean lo menos dañinas posible con el ambiente?

Estos tips te ayudarán a aprovechar recursos y despertar tu creatividad:

  • Usá papel reciclado o madera para envolver tus regalos. Seamos sinceros: la única función de los envoltorios es la de ser arrancados a las 12 de la noche. ¿Probaste crear tus propios papeles con diarios y revistas viejos en lugar de comprar más y más papeles cada año? ¿O reusar cajas y papeles de otras fiestas?
  • Hacé una lista de compras y llevá solo lo que necesitás. Comida, bebida, regalos, pero solo lo que de verdad vas a usar.
  • Elegí decoración navideña que sea duradera (y se pase a otra generación, por qué no). Siempre son mejores la madera, la tela y el vidrio que el plástico o aquellos materiales que no se puedan reciclar.
  • Comprá artículos reutilizables. Por ejemplo: botellas de vidrio en lugar de latas, frasco en lugar de envases descartables, cubiertos metálicos en vez de descartables.
  • Tratá de llevarte productos que tengan poco empaquetado y no capas y capas de plástico y telgopor. Siempre es mejor escoger unas manzanas sueltas y hacerlas pesar que llevar tres en bandejas de plástico y papel film.
  • Reciclado creativo: los frascos de mermelada pueden convertirse en elegantes portavelas.
  • Armá decoraciones navideñas con envases, tarjetas y hasta lamparillas viejas que antes hubiesen ido directo al tacho.
  • Hacé compostaje casero: en lugar de descartarlos, tus cajas de huevos, periódicos arrugados, bolsitas de té, restos de frutas y cáscaras de verduras se pueden convertir en abono. Es bueno para tu jardín y el ambiente.
  • Salí al jardín. Si tenés uno, podés recoger ramitas y vegetación para adornar tu casa, incluso hacer árboles navideños rústicos. Cuando terminen las fiestas, llevá todo a tu pila de abono, de vuelta a la tierra y con cero desperdicio.
  • Hacé regalos comestibles, como galletas horneadas, dulces y salsas. Además de no generar desechos, nos aseguramos de que a nuestros seres queridos realmente les gusten y no queden tirados por ahí como pasa muchas veces.
  • Hacé un canje de ropa. En lugar de ir a comprar un vestido o una blusa nueva cada vez que vienen las fiestas, una opción es canjear ropa con tus amigos. Así te asegurás de aprovechar esos vestidos o pantalones que usaste una sola vez en un festejo anterior.
  • ¿Hay poca plata para regalos? Implementá el “Papá Noel invisible” entre tus familiares y amigos e invertí en un solo presente en lugar de uno para cada invitado.
  • ¿Probaste preparar menos carne esta vez? Diversificá la cena navideña con sabrosas opciones orgánicas, aprovechando frutas y verduras de temporada.
  • Evitá los cubiertos y vasos descartables. Aunque parece una opción “salvadora” si sos anfitrión, luego esos elementos de plástico no reciclable terminarán en un vertedero municipal.
  • Usá luces LED en tu arbolito para consumir menos energía.
  • ¿Probaste vino orgánico? Se digiere mejor, provoca menos resaca y reduce el impacto de pesticidas en el ambiente.

Si no todos, algunos de estos ecotips navideños te ayudarán a ahorrar, aprovechar mejor los productos y aportar a un planeta con menos residuos. Compartilos con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo para que se corra la voz sobre la Navidad sustentable.


Compartir en redes sociales