Energias

EL ACEITE DE UVA PODRÍA CUBRIR UNA NECESIDAD ENERGETICA MUNDIAL

26 de Marzo del 2019 | 2 min lectura| vanesa
Compartir

El aceite de uva y de bioetanol, obtenidos en la elaboración de vino, podría tener rindes muy interesantes.

El nivel de dióxido de carbono en la atmósfera es alarmante y debido a ello, se activó la búsqueda de materias primas que sean posibles de utilizar para los biocombustibles. Hasta el momento, los combustibles fósiles no están en condiciones de competir en el mercado ya sea en base a disponibilidad o precio. La investigación se complica ya que se deben esquivar las tierras fértiles de cultivos. De esta manera, la focalización está en los materiales desechables por la industria alimenticia. Biocombustibles de tercera generación,se los llama asi,  ya que no compiten con la alimentación y degradan las tierras para generar energía.

Especialistas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) obtuvieron el dato de que los residuos de la industria del vino podrían ser materia prima para biodiesel en aquellos países en que la producción vinícola es elevada como lo es en el caso de España o Argentina.

EL PROCESO REDUCIRIA LA DEPENDENCIA DEL PETROLEO

El proceso que se llevaría a cabo esta indicado por la investigación: Del residuo se obtiene pepitas, las mismas contienen alrededor del 7% de aceite, y se extraen con disolventes como el llamado hexano. La conversión en biocombustible se realiza mediante la reacción con el bioetanol, también obtenido de la producción de vino. 

Este sistema de etílicos combinados con ácidos grasos, es totalmente renovable. Así lo menciono un equipo científico de Estudios Ambientales de la UPM y del Grupo de Combustibles y Motores de la Universidad de Castilla-La Mancha (GCM-UCLM) Asimismo, las propiedades contempladas, están en conformidad con límites legales establecidos en el continente Europeo y Americano.

Los científicos manifestaron que el objetivo es aumentar las opciones para ser capaces de emprender la sustentabilidad. El grupo de investigadores continúa con el estudio y se sumaron varias empresas para colaborar con este descubrimiento masivo. Se fusionaron desarrollados para ser parte del proyecto denominado “Nuevos componentes de origen renovable y autóctono para combustibles de automoción”. Por el momento el avance descubierto sugiere expectativas muy alentadoras “La suma de biocombustibles sostenibles puede contribuir en un porcentaje muy alto a cubrir las necesidades energéticas mundiales para el transporte, ayudando, a reducir la dependencia del petróleo”, concluyen respecto al estudio precisado.

                                 Por Vanessa Furlón, equipo Sustentartv

Compartir en redes sociales