El nuevo método para convertir los plásticos en combustibles

En los últimos años, alrededor de cinco mil millones de toneladas de residuos plásticos se han acumulado en los vertederos y en el entorno natural. Los residuos de polipropileno (PP) representan aproximadamente el 23%.

La noticia que llega desde Indiana, Estados Unidos, trae otra esperanza para resolver un problema cada vez mayor. Con un proceso de conversión química se pueden obtener combustibles limpios y así cubrir el 4% de la demanda anual de gasolina y diésel.

La conversión de los residuos

Un equipo de investigación de la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, está desarrollando la nueva y prometedora tecnología. Residuos Profesional se une a otros sitios de información y acaba de publicar una noticia al respecto, señalando que el nuevo proceso de conversión química “podría transformar los residuos de poliolefina, una forma de plástico, en productos útiles, incluidos combustibles limpios”.

La información original desde la propia Universidad de Purdue detalla quiénes son los inventores de la tecnología: Kai Jin, un estudiante graduado, y Wan-Ting (Grace) Chen, una investigadora postdoctoral. “El equipo está colaborando con Gozdem Kilaz, profesor asistente en la Escuela de Ingeniería de Tecnología y su asistente de investigación doctoral, Petr Vozka, en el Laboratorio de Combustibles de Energía Renovable”.

Linda Wang, profesora de la Escuela Davidson de Ingeniería Química Chemical Engineering en esa Universidad y líder del equipo, ha explicado: “Nuestra estrategia es crear una fuerza motriz para el reciclaje mediante la conversión de los residuos de poliolefina en una amplia gama de productos valiosos, incluidos polímeros, nafta (una mezcla de hidrocarburos) o combustibles limpios”. Y lo que se destaca de todo esto, es que esa tecnología de conversión estudiada “tiene el potencial de aumentar las ganancias de la industria del reciclaje y reducir el stock de residuos plásticos del mundo”.

Imagen de la Fundación de Investigación Purdue / Vincent Walter, tomada del portal de la mencionada Universidad.

El proceso

El artículo de Residuos Profesional detalla que “el proceso de conversión incorpora extracción selectiva y licuefacción hidrotermal”, es decir, una técnica que imita las condiciones geológicas que se producen en la Tierra para crear el petróleo crudo. Se aplican altas temperaturas y presión consiguiendo acelerar un proceso que naturalmente tarda millones de años.

Una vez que el plástico se convierte en nafta, se puede utilizar como materia prima para otros productos químicos o se puede separar en solventes especiales u otros productos. Los combustibles limpios derivados de los residuos de poliolefina generados cada año en el mundo podrían satisfacer el 4% de la demanda anual de gasolina o diésel”.

La inspiración

En todo el mundo resuenan con intensidad las campañas de concientización después de conocerse las consecuencias de los plásticos y los microplásticos para la salud del planeta. El Foro Económico Mundial sostiene que para el año 2050, los océanos tendrán más desechos plásticos que peces si los desechos continúan siendo vertidos en cuerpos de agua.

Wang, la responsable de esta iniciativa, creó esta tecnología después de leer sobre la contaminación de desechos plásticos en los océanos, el agua subterránea y el medio ambiente. Por lo que su inspiración la ha llevado lejos, en busca de una solución.

El artículo de divulgación de la noticia desde el portal de la Universidad de Purdue señala: “De todos los plásticos producidos en los últimos 65 años (8,3 mil millones de toneladas), aproximadamente el 12% se incineró y solo el 9% se recicló. El 79% restante ha ido a los vertederos o los océanos”.

Wang dijo que la eliminación de residuos de plástico, ya sea reciclada o desechada, no significa el final de la historia. “Estos plásticos se degradan lentamente y liberan microplásticos y productos químicos tóxicos en la tierra y el agua. Esto es una catástrofe, porque una vez que estos contaminantes están en los océanos, son imposibles de recuperar por completo".

Se espera que la tecnología estimule la industria del reciclaje para reducir la cantidad cada vez mayor de residuos plásticos. Todo el equipo está buscando inversores o socios para llevar esta idea a escala comercial. 


Noelia Gieser, Equipo Sustentar

NoeliaGieser
0