Ambiente

EL PLAN AMBIENTAL DE GABRIEL BORIC, EL PRESIDENTE MILLENNIAL DE CHILE

22 de Diciembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir

Con solo 35 años, Gabriel Boric Font fue elegido el nuevo presidente de Chile tras ganarle a José Antonio Kast en el balotaje del 19 de diciembre.

Decisiones de Gobierno, en materia ambiental  para Chile 

Cuando asuma la presidencia en marzo de 2022, lo hará como el presidente más votado y el más joven de la historia de Chile, y también el más joven actualmente en América Latina. Durante su campaña, el representante de Apruebo Dignidad hizo especial hincapié en las propuestas ambientales. En su discurso de celebración, el joven abogado afirmó que

“el cambio climático no es una invención” y que “no podemos mirar para el lado cuando nuestros campesinos y agricultores, cuando localidades enteras no tienen agua o cuando se destruyen ecosistemas únicos pudiendo evitarlo”.

RELACIONADO: PELIGRA ENCHILE LA RESERVA PINGÜINO DE HUMBOLDT POR PROYECTO MINERO DOMINGA

En el país trasandino existen las llamadas “zonas de sacrificio” de norte a sur del país, lugares donde se produjeron daños ambientales severos, como el derrame de hidrocarburos en playas de Mejillones, Antofagasta, al norte del país, o al sur, en la comuna de Coronel, región de Bío Bío, que antes fue una bahía turística, pero hoy se ve asediada por dos plantas de carbón, un cordón pesquero y dos parques industriales, con denuncias por la calidad del aire o los metales pesados como mercurio y aluminio hallados en el organismo de los pobladores. Como en Argentina y otros países de América Latina, hay cientos de conflictos socioambientales vinculados al extractivismo.

Uno de los principales problemas ambientales en Chile se liga a la propiedad privada sobre el agua en su fuente de origen, algo establecido por la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet. Esto derivó en un rentable negocio de compra y venta de títulos de propiedad, mientras la población sufre las consecuencias de megasequías y abastecimiento insuficiente. La nueva Convención Constitucional, que trabaja para dar forma a la nueva Carta Magna chilena, será la encargada de definir si se desprivatiza el agua.

LA ESTRATEGIA DE ADAPTACIÓN TRANSFORMADORA A LA CRISIS CLIMÁTICA

El 11 de marzo Boric asumirá oficialmente la presidencia con la promesa de respetar los compromisos ambientales ya asumidos: ¿qué agenda ambiental llevará al Palacio de la Moneda? Con el foco puesto en la emergencia climática y la protección de los ecosistemas, el plan del nuevo Gobierno incluye la Estrategia de Adaptación Transformadora a la Crisis Climática. Así, Boric impulsará:

  • La agricultura familiar campesina, la pesca artesanal y la acuicultura de pequeña escala.
  • Que los proyectos productivos sometidos a evaluación ambiental declaren sus proyecciones de gases de efecto invernadero y medidas de mitigación de acuerdo a objetivos de neutralidad de carbono.
  • Una ley marco de economía circular y gestión de residuos. El objetivo: basura cero a nivel municipal, reducción de desperdicio de alimentos, reglamentación de abonos, bionutrientes y obsolescencia programada con participación de recicladores.
  • Comisiones locales de transición justa en sectores económicos y comunidades vulnerables, dedicadas a la reconversión laboral y a medidas de reparación social, ambiental y económicas.
  • Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas creado por ley y reforma del sistema de evaluación de impacto ambiental. Se centrarán en el monitoreo de especies según grado de conservación, la extensión de áreas prioritarias y el control de delitos ambientales.
  • Sistema Nacional de Centros de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre.
  • Sistema Integrado de Observación del Océano para estudiar y predecir cambios ambientales y adaptarse al cambio climático.
  • Programa Nacional de Tenencia Responsable de Animales de Compañía: control reproductivo, prevención del abandono y apoyo a organizaciones protectoras.
  • Reconversión de zoológicos como centros de rescate y rehabilitación de fauna.
  • Reemplazo de la tracción animal por vehículos eléctricos.
  • Programa piloto de cría de animales de granja bajo sistemas sustentables, sin encierro y en condiciones de bienestar animal.
  • Prohibición del testeo en animales para fines cosméticos.
  • Continuidad y apoyo político al nuevo Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres, con participación y saberes de las comunidades, la ciencia y la sociedad civil.
  • Centros de Memoria Activa que incluyan conocimientos locales e indígenas en cada capital regional ante riesgos de desastres.
  • Promoción de una matriz energética con eje en descarbonización, descentralización y pobreza, y vulnerabilidad energética, prioridades de una transición justa.
  • Reparación ambiental en “zonas de sacrificio”.
  • Reemplazo a mediano y largo plazo de combustibles fósiles mediante una Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde.
  • Calefacción distrital (mediante tuberías) para ahorrar, fiscalizar mejor y alcanzar la eficiencia con un sistema amigable con el ambiente.
  • Aislamiento térmico de 400 000 viviendas en cien comunas del país.
  • Política Nacional de Seguridad Hídrica que garantice el derecho humano al agua y el saneamiento, con un enfoque de protección y restauración de ecosistemas.
  • Sistema Nacional de Gestión de Aguas, en sintonía con la naturaleza, según lo que establezca la Convención Constitucional.
  • Protección y restauración del ciclo hidrológico: glaciares, bosques, humedales, vegas, bofedales, pomponales, etc.
  • Diversificación de cultivos.
  • Incentivo al uso de técnicas ancestrales de pueblos originarios para garantizar la sostenibilidad agrícola, como la “siembra y cosecha de agua”.
  • Inversión en soluciones basadas en la naturaleza.
Compartir en redes sociales