Tecnología sustentable

EL PLAN DE “4 POR 1000” PARA UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE CON EL CLIMA

13 de Octubre del 2020 | 2 min lectura| escritores
Compartir

La iniciativa quiere ser un complemento a los esfuerzos indispensables de reducción global y general de las emisiones de gases de efecto invernadero en toda la economía.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

En diciembre de 2015, durante la Cumbre del Clima de París, tuvo lugar el lanzamiento de “4 por 1000”, una iniciativa internacional “que busca mostrar que la agricultura, especialmente los suelos agrícolas, puede desempeñar un papel determinante para la seguridad alimentaria y el cambio climático”.

La iniciativa, que consistió en unir a “Estados, colectividades, empresas, organizaciones profesionales, ONG, centros de investigación”, ahora impulsa el Plan Estratégico que guiará suacción hasta 2050, tras ser aprobado el 15 de junio de este año por el Consorcio de Miembros.

Definen que su “ambición”, es “alentar a los usuarios de la tierra a avanzar hacia una agricultura y una silvicultura diversificadas, productivas, eficientes en el uso de los recursos y muy resilientes, basadas en una gestión adecuada de los recursos naturales, en particular la tierra, los suelos y el agua, fortaleciendo las actividades agrícolas y la economía mundial para garantizar el desarrollo sostenible”.

Para 2030 esperan “proporcionar un marco de apoyo y un plan de acción para conceptualizar, aplicar, promover y hacer un seguimiento de las medidas relativas a la salud del suelo y al carbono del suelo, mediante una mayor colaboración entre los interesados del sector ‘Agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra’, en consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas”.

“Se invita a todos los interesados a que promuevan y apliquen medidas prácticas, con base científica, para mantener y gestionar los suelos para que estén sanos y vivos, y por lo tanto fértiles, que sean un sumidero de carbono y no un mero soporte, basadas en experiencias satisfactorias apoyadas por la ciencia y utilizando una metodología racional”, dicen.

“4 por 1000” quiere involucrar a las partes interesadas para contribuir a desarrollar una plataforma mundial para cuantificar mejor las reservas de carbono del suelo y establecer políticas públicas adecuadas que alienten a los agricultores y silvicultores a adoptar prácticas agrícolas que conserven y aumenten las reservas de carbono del suelo.

La agricultura ayuda a combatir la crisis climática

Las actividades humanas emiten enormes cantidades de gas carbónico (CO2) en la atmósfera, lo que incrementa el efecto invernadero y acelera la crisis climática. Cada año, el 30 % de este gas carbónico es recuperado por las plantas gracias a la fotosíntesis. Después, cuando las plantas mueren y se descomponen, los organismos vivos del suelo, tales como las bacterias, hongos o gusanos, las transforman en materia orgánica.

Esta materia orgánica rica en carbono, es esencial para la alimentación de los seres humanos porque retiene el agua, el nitrógeno y el fósforo, indispensables para el crecimiento de las plantas. Los suelos mundiales contienen 2 a 3 veces más carbono que la atmósfera. 

¿Por qué se habla de “4 por 1000”?

Una tasa de crecimiento anual del 0,4 % de las reservas de carbono del suelo en los primeros 30-40 cm de suelo, reduciría significativamente la concentración de CO2 en la atmósfera debido a las actividades humanas.

“Esta tasa de crecimiento no es una meta normativa para cada país”, señala “4 por 1000”. “Pero busca mostrar que un incremento, incluso mínimo, de las reservas de carbono en los suelos agrícolas (incluyendo pastizales y praderas) y forestales es una herramienta mayor para mejorar la fertilidad de los suelos y la producción agrícola, así como para cumplir con la meta a largo plazo de limitar el incremento de las temperaturas a +2° C, nivel más allá del cual las consecuencias provocadas por el cambio climático serían de una amplitud significativa, según el IPCC”.

La iniciativa “4 por 1000” quiere ser un complemento a los esfuerzos indispensables de reducción global y general de las emisiones de gases de efecto invernadero en toda la economía. “Es voluntaria, le toca a cada miembro definir la manera en la que contribuye a sus metas”, señalan.

Plan estratégico de "4 por 1000" en un solo esquema:



Compartir en redes sociales