Ambiente

EMISIONES RÉCORD DE CARBONO POR LOS INCENDIOS FORESTALES DE 2021

18 de Diciembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir

Cambios en el clima que son irrefutables

La temporada de incendios forestales de 2021 a nivel mundial dejó las emisiones estimadas más altas de la historia: unas 1760 megatoneladas de carbono, que equivalen a 6450 megatoneladas de CO2, un 148 % más de lo que emitió la Unión Europea en total de combustibles fósiles en 2020 (2600 megatoneladas). Son datos del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera Copernicus (CAMS), el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea que desde hace casi dos décadas evalúa el impacto de los incendios en la calidad del aire.

RELACIONADO: PELIGRA LA AGRICULTURA MUNDIAL POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

En abril, temperaturas inusualmente altas se combinaron con una intensa y persistente actividad de incendios en el oeste de Siberia y Canadá. Sin embargo, el punto máximo se dio entre junio y agosto, meses de verano en el hemisferio norte. El récord lo tuvo agosto, con 378 megatoneladas de carbono lanzadas a la atmósfera a nivel mundial. Le sigue julio, con 343 megatoneladas, más de la mitad a causa de los voraces incendios de América del Norte y Siberia, dos de las zonas más afectadas.

CONDICIONES MÁS SECAS Y CÁLIDAS BAJO UN CLIMA CAMBIANTE

Mark Parrington, científico principal del CAMS, explica por qué se llegó a esta escala inédita: “Hemos visto extensas regiones que experimentan una intensa y prolongada actividad de incendios forestales. Las condiciones regionales más secas y cálidas bajo un clima cambiante han aumentado el riesgo de inflamabilidad y el riesgo de incendio de la vegetación”.

Según Parrington, esto llevó a que incendios extremadamente grandes y de rápida extensión persistieran durante un largo período de tiempo.


¿Cómo lo miden?

Con observaciones satelitales de incendios activos entre el 1° de enero y el 30 de noviembre, que les permiten estimar la cantidad de emisiones casi en tiempo real y proyectar su impacto en la atmósfera y la calidad del aire a nivel global.

ZONAS CANDENTES

  • En el verano, los incendios en la República de Sajá en el noreste de Siberia generaron el total más alto en el registro del CAMS para el período de junio a agosto, más del doble de años anteriores.
  • En América del Norte, varias provincias de Canadá, California y estados del noroeste del Pacífico de los EE. UU., como Oregon, se vieron muy afectados y liberaron en total 83 megatoneladas a la atmósfera. Entre los eventos destaca el Dixie Fire, el incendio más grande registrado en la historia del estado de California: quemó más de cuatrocientas mil hectáreas.
  • Las zonas del Mediterráneo oriental y central padecieron intensos incendios entre julio y agosto, facilitados por condiciones especialmente secas y calurosas. La peor parte la llevó Turquía, que en julio mostró una intensidad de fuego diaria muy por encima del promedio de la región. Otros países afectados fueron Grecia, Italia, Albania, Macedonia del Norte, Argelia y Túnez.
  • En el subcontinente indio, desde Pakistán hasta Bangladesh, la contaminación atmosférica perjudicó a millones de personas entre finales de septiembre y finales de noviembre, cuando se produce la quema de rastrojos tras cada cosecha. En Punjab, India, las emisiones estimadas por CAMS para septiembre-noviembre fueron récord, mientras que en el mismo período Pakistán también experimentó varios días de potencia radiativa de fuego superior a la media.

En opinión de Parrington, 2021 dejó claro que la crisis climática provee “el ambiente ideal para los incendios forestales, que también pueden verse agravados por las condiciones climáticas locales”. Entre los eventos extremos que funcionan como disparadores para las llamas están las altas temperaturas, las tormentas eléctricas y los fuertes vientos.

El experto aseguró a su vez que vigilarán de cerca la temporada de incendios en el hemisferio sur. “Nuestros pronósticos de cinco días permiten a los tomadores de decisiones, las organizaciones y las personas tomar medidas de mitigación antes de cualquier incidente de contaminación”, aseguró. 

Compartir en redes sociales