Noticias

MEXICO: BIOINSECTICIDA A BASE DE OZONO

09 de Marzo del 2015 | 2 min lectura| fede
Compartir

Mexico: bioinsecticida a base de ozono. En México, la empresa Agro Operadora de Silos y Bodegas desarrollo un bioinsecticida a base de ozono (O3), este nuevo insecticida posee las características de no dejar residuos tóxicos en los alimentos.

Este nuevo producto es amigable con el medio ambiente y puede controlar tanto insectos, como hongos, bacterias y esporas. Generalmente, el sector agroalimentario utilizaba bromuro de metilo, fosfinas y fungistatos, los cuales además de no ser aptos para consumo humano el costo de utilización es el doble. El uso de estos plaguicidas en la producción y el almacenamiento de los alimentos puede tener diversos efectos negativos en el ser humano, que van desde una irritación en ojos y piel, hasta cáncer, daños en el sistema nervioso y en el cerebro, entre otros, es por esto que en algunos países, como los Estados Unidos, no se permite la importación de productos que hayan sido almacenados bajo este tipo de químicos.

Con el objetivo de desarrollar una alternativa que no perjudique la salud de los consumidores y al mismo tiempo permita que más empresas agroindustriales nacionales puedan exportar sus productos, la compañía mexicana Agro Operadora de Silos y Bodegas se dedicó a desarrollar un sistema de fumigación a base de ozono, ya que este “es natural y es un potente oxidante y esterilizante, muy eficaz para aniquilar bacterias, hongos, esporas, virus y protozoos”.

El método que se utilizo es denominado descarga por corona, que consiste en extraer el oxígeno del ambiente a través de un equipo especializado, para después enviarlo a un recipiente en el cual se le inyecta una carga eléctrica que disocia y une a las moléculas de oxígeno. “Se trata de una reacción endodérmica que requiere la aplicación de una gran cantidad de energía. En este método, el ozono es producido por medio de una descarga eléctrica aplicada al oxígeno. Se aplica un voltaje alto de entre 6 mil y 20 mil voltios a dos electrodos y este voltaje produce un arco eléctrico; en este arco, la parte del O2 se transforma en O3”.

Al utilizar materias primas naturales como el oxígeno, además de no generar residuos tóxicos, permite reducir el costo de este bioinsecticida, respecto a los precios de los insecticidas y fungicidas convencionales permitiendo ofrecer un producto entre 25 y 40 por ciento más económico, y que puede estar al alcance de todas las empresas comercializadoras de granos.

Compartir en redes sociales