Medio ambiente

ESTUVO EXTINTO DURANTE 150 AÑOS Y AHORA VOLVIERON A ARGENTINA

05 de Diciembre del 2022 | 2 min lectura| Sergio Segui
Compartir

Considerados "cruciales" para la conformación de selvas por su contribución a la dispersión de semillas, los guacamayos rojos que habían sido vistos por última vez en Argentina hace más de un siglo y medio consolidaron su regreso al país.

Ello ocurrió en un proceso iniciado en 2015 a través de un proyecto de reintroducción de la Fundación Rewilding Argentina en los esteros del Iberá (Corrientes), que incluye la increíble experiencia de entrenarlos para volar y enseñarles a alimentarse con frutos nativos.

De dónde vienen los guacamayos rojos 

El origen de los guacamayos que llegan a Corrientes para su recuperación es diverso, algunos provienen de Ecoparque, otros de Temaikén y algunos son producto de incautaciones por tráfico o tenencia de fauna silvestre. Todas estas aves padecían la misma realidad: el cautiverio.

La adaptación a la vida silvestre

Por carecer de libertad, no estaban aptos para volar. Pichones, adultos o con las plumas cortadas, que en muchos casos fueron injertadas, tuvieron que atravesar un entrenamiento de vuelo durante meses, para "enfrentar" la vida silvestre.

Funciones cruciales en el ecosistema

La investigación de Fundación Rewilding Argentina agrega que es un ave con un papel crucial en el funcionamiento de las selvas correntinas, al dispersar frutos y semillas de gran tamaño de varias especies de árboles nativos.

Compartir en redes sociales