Noticias

NO SON GALLINAS TURULECAS, SON GALLINAS FELICES

08 de Abril del 2021 | 2 min lectura| Micaela Corti
Compartir

...Ha puesto un huevo, ha puesto dos, ha puesto tres...

A 70 kilómetros de Bahía Blanca, en San Román, funciona una granja llamada 'La Justina' de "gallinas felices". Su denominación está relacionada a que las aves están criadas bajo un sistema en la que viven libres, en pastoreo y sin estrés. La frase “huevos de gallinas felices” nace de unos españoles. Las gallinas están libres.

Pasear es saludable para las gallinas 

La actividad de las gallinas felices es la recreación, andar así todo el día, libres sobre un campo de cebada, avena y vicia de 6 hectáreas de dimensión. Son un total de 500 aves.

Se alimentan, hacen su postura y ponen huevos que luego son comercializados, pero el resto del día andan picoteando libres. Después de los 3 años de edad, son regaladas a otros campos.

La diferencia entre gallinas felices y de criadero

La diferencia entre gallinas felices y de criadero es que en las primeras, su costo de producción es mayor. Sin embargo los beneficios se ven reflejados en el producto final: un huevo de campo, orgánico o pastoril y uno de criadero es muy evidente. En el sabor y en el color, especialmente. Cuando partís un huevo de campo y al lado ponés un huevo industrializado vas a ver que la yema de uno es bien anaranjada y la del otro más tirando al amarillo. Cuando lo comés enseguida notás la diferencia en su sabor, el primero es intenso y el otro bastante imperceptible.

"Se debe permitir a las aves una salida diaria a los parques de ejercicio y picoteo para que verdeen. Como las gallinas son omnívoras se proveen de vitaminas, minerales y proteínas adicionales con la ingesta de vegetación, semillas y bichos del suelo. Estos parques se manejan en forma rotativa de manera que los animales no lleguen a “pelarlos”: cuando la altura del pasto llega a 5 cm se debe sacar a los animales, para favorecer la regeneración", explicaron desde el INTA, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.



Espinillo

En la zona de Espinillo, provincia de Córdoba, también cuentan con una producción de huevos de gallinas felices, llamada "El Descanso".

"Cada vez más gente pide y demanda el producto, ayudando así a crecer. Viendo la necesidad del consumidor que nos marca los pasos con respecto a la comercialización; es muy importante el boca en boca, para transmitir la calidad de un huevo sano, de buen color y que ha llegado muy bien a la gente”, dijo Víctor Rodríguez, productor avícola y propietario de la granja.

"Hace dos años que estamos en la actividad y gracias a la gente del INTA de Río Cuarto que nos acompaña en el desarrollo y crecimiento de la actividad con un gran respaldo técnico", destacó.


Gálvez

En la zona rural de Gálvez, Santa Fé, cuatro jóvenes del campo emprendieron la cría de gallinas agroecológicas, como parte de un desarrollo integral que a futuro integre ovinos y bovinos.

El emprendimiento, denominado "IDEAR" arrancó con 190 gallinas y aspirar llegar a 1000. "Sólo van a la casilla a dormir a la noche, y entran al nido a poner los huevos, siempre alimentadas a base de pasturas y con una suplementación de balanceados mínima", mencionó Leonel Tornotti, Ingeniero Agrónomo y fundador junto a tres socios del proyecto.

En cuanto al manejo productivo, cuenta que se arman cercos circulares para evitar aglomeraciones que puedan representar algún riesgo de aplastamiento. "Estos cercos circulares donde pastorean se van a ir rotando sucesivamente. Acá también tenemos ovejas comiendo que van intercalando las parcelas y apuntamos fomentar la siembra bajando la fertilización, ya que el bosteo de las gallinas promueve la actividad de los micro organismos y mejora las condiciones del suelo sin la necesidad de aplicar fertilizantes", amplió.

Desde la mirada empresarial, sostiene que apuntan a ciertos negocios puntuales de familias que cada vez más lo demandan. "Hoy tenemos una demanda brutal que no podemos satisfacer, pero nos enorgullece porque la gente ve cómo producimos y trata de adquirirlo". Y opina que las personas están cambiando el consumo a este tipo de producción de menor impacto ambiental. "Para el animal el estrés es menor, al punto que una gallina vive uno o dos años más", dijo Tornotti.


Datos importantes si ingerís huevos:

  • Guardalos en la heladera: El huevo fresco es el que tiene no más de 28 días desde que fue puesto y es importante guardarlo dentro de la heladera, no en la puerta.
  •  No lo laves: Tampoco hay que lavarlo porque tiene una película que protege la cáscara porosa e impide que entren bacterias dentro del huevo. Sí se puede lavar antes de cocinar o utilizar para cocinar.
Compartir en redes sociales