Glaciares artificiales en el desierto

Glaciares artificiales en el desierto

07/27/2018 0

Los increíbles Glaciares artificiales en el desierto de Himalaya

Estos glaciares verticales construidos en el medio del desierto, surgen ante la necesidad de aprovechar el agua de los deshielos, y evitar la escasez en los momentos necesarios, para la población y sus pequeñas comunidades agrícolas en Ladakh (región de la India, que delimita al sur con la cadena de montañas Himalaya).
Ellos se encuentran a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar y soportan temperaturas extremas, de -30°C.
Esta población, al igual que otras zonas linderas a montañas nevadas, vive intensamente las variaciones del clima y el tiempo en su zona, tal es así que el descongelamiento del hielo y la nieve a sus alrededores sucede a un ritmo intenso, fluyendo de manera natural, provocando inundaciones repentinas. Consecuentemente el agua es desaprovechada ya que nadie puede darle un uso racional, y además se dañan los cultivos.

Ante este panorama, el ingeniero Sonam Wangchuk creó una alternativa sustentable para el uso y conservación de toda este agua, almacenando los excedentes en su invento de «Glaciares artificiales».

Estos glaciares tienen una forma muy particular: son cónicos verticales, que alcanzan entre 30 y 50 metros de altura. El congelamiento para almacenar el agua sucede naturalmente: las tuberías enterradas que canalizan el agua por encima del límite de congelación, en su sección final se alzan de manera vertical, y el agua sale por presión desde la tubería,  congelándose de manera natural gracias a las temperaturas de la zona y el viento (entre -30°C y -50°C).

La forma cónica les de la ventaja de hacerse sombra por si misma, y de esta manera minimizar la superficie expuesta al sol, logrando mantener el agua congelada por mas tiempo y racionalizar mejor su uso, ya que el derretimiento se da a un ritmo adecuado.

De esta manera se congela el agua que no se usa en invierno, y gracias a la forma geométrica no se derrite hasta primavera, haciéndolo de manera racional.

La primera estructura se construyó en el valle de Leh, una zona relativamente baja y expuesta a la luz solar. El glaciar de hielo de unos 7 metros tardó un mes en formarse, y cumplió las expectativas (Debía llegar al mes de Mayo sin derretirse, habiéndose formado en el invierno del año anterior, y lo logró!)Gracias a una campaña para recaudar fondos destinados al proyecto, como a los distintos premios otorgados a la iniciativa, Sonam logró instalar mas de 2 kilómetros de tubería para canalizar el agua proveniente del deshielo hacia la población.

Sabrina Pin
sabri