Turismo sustentable

GLAMPING: UNA TENDENCIA TURÍSTICA QUE SE EXTIENDE POR ARGENTINA

05 de Febrero del 2014 | 2 min lectura| Alejandra
Compartir

El ‘glamping’, una innovadora tendencia turística a nivel mundial, cuenta con varias propuestas en distintos destinos del país, donde es posible combinar glamour y alojamientos en tiendas de campaña, domos o containers en plena naturaleza.

Algunos de ellos están situados en plena Costa Atlántica; otros en la provincia de Mendoza, a los pies de la Cordillera de los Andes, y también existen propuestas en diversos lugares de la región patagónica.

La iniciativa tiene como base el hospedaje en espacios rústicos de bajo impacto ambiental; una manera diferente de conjugar lo silvestre y natural de un camping, con los servicios y prestaciones de primera categoría que ofrecen habitualmente los hoteles cinco estrellas.

Los complejos suelen ofrecer paquetes de pensión completa, en los que se incluyen platos a base de productos orgánicos, servicios de mucama, ropa blanca, jacuzzis, piscinas y baños con agua caliente. Y como actividades: trekking, escalada, kayak, rafting, pesca o cabalgatas en sitios de gran belleza natural.

En Patagonia. Una de las opciones más destacadas para hacer glamping es en Santa Cruz, dentro del Parque Nacional Los Glaciares, a unos 50 kilómetros de la ciudad de El Calafate. La propuesta sobre Península Las Colonias, entre los lagos Roca y Rico, es un hábitat natural de guanacos, zorros, ñandúes, cóndores y muchas otras especies de aves. Otra propuesta está dentro del Parque Nacional Los Alerces, en la provincia de Chubut. Se trata de un camping agreste, ubicado a orillas del río Arrayanes, que además de las parcelas tradicionales para acampar, posee domos geodésicos de alta gama.

En la Costa. A tan sólo cuatro horas de viaje desde la Capital Federal, una alternativa de glamping se encuentra en la ciudad balnearia de Pinamar, una de las playas más exclusivas de la Costa Atlántica argentina. El hospedaje allí se realiza en containers acondicionados con el confort de un alojamiento de alta gama y con la particularidad de poseer una galería de arte dentro del predio.Las habitaciones cuentan con sommiers, aire acondicionado, parrilla, televisores LCD, muebles de diseño, hidromasajes, ateliers y terrazas privadas, entre otras comodidades. La ubicación es en medio de un bosque de pinos y a escasos minutos de la playa.

En Cuyo. Se puede hacer glamping en la ciudad de Malargüe, Mendoza desde donde se accede a un campamento de lujo situado a 2.400 metros de altura, en plena Cordillera de los Andes. Allí, los viajeros montan a caballo y emprenden un recorrido de seis horas, al que es imposible acceder en vehículos. El itinerario sólo se realiza entre noviembre y marzo de cada año, por las condiciones climáticas de la zona.

Fuente: Portal Argentina

Compartir en redes sociales