Herramienta de siembra casera, a partir de materiales reciclados

Herramienta de siembra casera, a partir de materiales reciclados, nos va a ayudar a cultivar todo este tipo de hortalizas mencionadas, incluso también plantas medicinales, aromáticas o de flores. Esta sencilla herramienta casera viene muy bien para semillas pequeñas, las más dificultosas de sembrar casi siempre, como pueden ser las semillas de zanahorias, espinacas, rabanitos o lechugas, cultivos que en principio tienen una densidad de siembra bastante alta y luego se pierden mucho en el aclareo.

Hacer nuestros propios semilleros caseros, o empezar con un huerto urbano ya no va a ser un problema a la hora de sembrar, por muy pequeñas que sean las semillas o tengamos miedo de sembrar muchas semillas juntas por si nos salen demasiadas plantas, podemos preparar con materiales reciclados una fantástica herramienta de siembra casera muy sencilla que nos ayudara a tener ordenadas nuestras plantas o semilleros.

Gracias a las medidas standard de siembra que podemos usar, nos puede servir para sembrar nuestras plantas a una buena distancia de separación entre unas y otras, ahorrándonos así un aclareo excesivo, y los espacios vacíos sin plantas.

Podrán aprender lo sencillo que es poder hacerla y al final, una muestra de lo sencillo que es usarla en nuestros semilleros, macetas, huertos o huerto urbanos. Seguro que cuando veas lo sencillo que es te animas a hacerla, así que empieza a juntar corchos o a pedírselos a familiares o amigos y empeza cuanto antes.

Materiales:

- Corchos

- Una base (tipo tablero) de 25cm x 25cm

- Marcadores o lápices

- Regla o escuadra

- Tornillos (del largo de nuestro tablero)

1) Comenzamos realizando las lineas de siembra, en este caso, cada 5cm, pero dependiendo de que querramos sembrar o como, podemos hacer a las medidas que prefiera cada uno.

2) Podemos marcar donde colocar una manija o asa para poder sostener con mayor facilidad el tablero

3) Con un taladro iremos perforando donde se juntan las líneas, de esta manera será mucho más fácil colocar los tornillos. Recordar que el diámetro de la mecha tiene que ser mucho menor que el del tornillo.

4) Una vez que tenemos marcada la tabla, lo que haremos será cortar los corchos, a una medida de 5cm. Así que marcamos el corcho y los vamos recortando, intentando mantener siempre que este recto.

5) Volviendo al tablero, lo que será poner un punto de cola en cada intersección de las líneas, donde luego pegaremos los corchos.

6) Lo más centrado posible pondremos los corchos en el medio de las intersecciones. La cola nos ayudará a reforzar esta unión entre el tablero y los corchos.

7) Una vez que se hayan pegado los corchos, vamos a dar vuelta y atornillar todos los tornillos. Es mejor elegir tornillos a clavos, ya que el agarre en los primeros resulta ser mucho más eficiente. Recuerda comprobar el largo para que no sobresalgan, y evitar accidentes.

8) Ahora nos queda ajustar los tornillos de la manija, para que nos facilite su agarre y ya tenemos nuestra herramienta de siembra lista!!

¿Cómo funciona?

Agarramos nuestra herramienta de cultivo, y la apretamos bien sobre nuestra mesa de cultivo. Luego levantamos de la manija, y ahi nos quedan los pocillos para las semillas, dependiendo de que sembremos usamos todos o saltamos de dos en dos, por ejemplo, si colocamos rabanitos, podríamos usar todos los pocillos. Si fuese espinaca, saltemos uno.

Este método nos biene muy bien, para poder hacer siembras directas, sin necesidad de plantar y transplantar!

Podemos usarlo para huertos, semilleros o huertos urbanos, y de esta manera se hace mucho más fácil y ordenado

SabrinaPin
869