Ambiente

HISTÓRICO FALLO OBLIGA A SHELL A REDUCIR SUS EMISIONES A LA MITAD PARA 2030

27 de Mayo del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Este 26 de mayo un tribunal de La Haya, Holanda, ordenó al grupo Royal Dutch Shell, identificado en 2017 por The Carbon Major como uno de los diez más contaminantes del mundo, a reducir sus emisiones de CO2 -incluidas las de sus proveedores y usuarios- en un 45 % para 2030 respecto a los niveles de 2019.

Es la primera sentencia judicial que ordena a una empresa transnacional contaminante a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo con los objetivos climáticos mundiales. La sentencia tendrá un impacto en la política climática y en la responsabilidad de las empresas a nivel mundial.

AMENAZA DE VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Según el veredicto, existe una “amenaza de violación de los derechos humanos” en cuanto al derecho a la vida, y sostiene que la corporación tiene que cumplir con lo establecido en el fallo “inmediatamente”, porque su política climática “no es lo suficientemente concreta”. El veredicto afirma que Shell es responsable del cambio climático por las emisiones asociadas a sus productos de sus clientes y proveedores.

La organización que interpuso una demanda contra Shell en 2019 por sus daños ecológicos fue la ONG Amigos de la Tierra. Su argumentación se basaba en que la petrolera anglo-holandesa “conocía durante años los daños de la extracción de petróleo y no sólo desinformó al público, sino que continuó perforando” y generando combustibles fósiles. 

Shell se ha comprometido públicamente a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 % para 2030, y a que sean nulas para 2050. Pero, según el fallo, eso no es suficiente, por lo que debió subir su porcentaje al 45 %, en comparación con los niveles de 2019.

UNA DE LAS COMPAÑÍAS MÁS CONTAMINANTES DEL MUNDO

Donald Pols, director de Milieudefensie (Defensa Ambiental), filial holandesa de Amigos de la Tierra, no descartó que la empresa pueda apelar el fallo. “Shell no puede echar más petróleo al fuego. Es una de las 35 compañías más contaminantes del mundo que son responsables de la emisión de gases de efecto invernadero. Emite 9 % más de CO2 que todos los holandeses en el mundo”. 

“El impacto de esta victoria no se acaba en la sala de juntas de Shell. Ya los grandes contaminantes no se pueden relajar. Esta ola verde que ha comenzado en La Haya no será la primera. A partir de hoy estas demandas climáticas son un riesgo material para los grandes contaminantes del mundo”, sentenció Pols.

Del otro lado, Shell declaró que apelará el fallo: “Estamos invirtiendo miles de millones de dólares en energía baja en carbono, incluidos puntos de recarga para cargar vehículos eléctricos, hidrógeno, energías renovables y biocombustibles. Queremos aumentar la demanda de estos productos y ampliar nuestras nuevas empresas de energía aún más rápido. Continuaremos enfocándonos en estos esfuerzos y esperamos apelar hoy el decepcionante fallo de la corte”.

Según la ONG, la máquina de relaciones públicas ecológicas de Shell “está trabajando horas extras para mostrar el llamado nuevo curso climático”. En su informe Green Words, Fossil Actions: a Closer Look at Shell's Climate Ambition, los demandantes afirman que la compañía “ni siquiera se está tomando en serio sus propios objetivos, que son insuficientes”.

Para Amigos de la Tierra, “las emisiones de CO2 esperadas de la producción total proyectada de Shell en los próximos años son comparables a la apertura de 127 nuevas centrales eléctricas de carbón. Para compensar las emisiones de CO2 de la producción de Shell de 2020 a 2050, se tendría que plantar un bosque de más de 10 veces el tamaño de los Países Bajos”, explican.

“Con ambiciones climáticas para el escenario y sin indicios de un cambio real, por supuesto, Shell continúa provocando un cambio climático peligroso”, indican.

UNA ADVERTENCIA PARA LOS GRANDES GRUPOS CONTAMINANTES

Para el abogado demandante Roger Cox, “este veredicto es una doble victoria. Shell no solo tendrá que cambiar ahora, sino que también aumentará la presión para cambiar en todas las demás empresas que emiten grandes cantidades de CO2 o fabrican productos que emiten grandes cantidades de CO2”.

“En ese sentido, este veredicto tiene el potencial de ser un veredicto revolucionario, que puede acelerar el enfoque climático. Esto es necesario porque los próximos 10 años serán cruciales para combatir el peligroso cambio climático”, concluyó.

Amigos de la Tierra fue acompañado en su demanda por Action Aid Netherlands, Both ENDS, Fossil Free Netherlands, Greenpeace Netherlands y la Asociación del Mar de Wadden (Waddenvereniging), junto a más de 17000 ciudadanos holandeses.

Compartir en redes sociales