Inauguran planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos en Comodoro

Inauguran planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos en Comodoro. El 23 de febrero en la ciudad de Comodoro se inaugurara la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos, que cambiará la metodología de disposición final, para llegar al cierre definitivo del basural a cielo abierto.

El nuevo sistema de gestión integral de residuos sólidos urbanos prevé el funcionamiento de un complejo ambiental, de funcionamiento en las fracciones 18, 19 y 20 del Parque Industrial con un predio de 22 hectáreas denominado “Complejo Ambiental Integral de Acondicionamiento y Reciclado”.

Todos los residuos serán trasladados a la planta de tratamiento, tanto los de origen domiciliario como los depositados en los puntos verdes y contenedores que se instalarán para ser separados para obtener dos resultados: material recuperable (que será propiedad municipal), residuos orgánicos (con factibilidad de producción de compost) y el rechazo, que será prensado y embolsado para su disposición final en el relleno sanitario ubicado a 26 kilómetros de ese punto, concretamente en un predio equidistante a 5 Km del aeropuerto General Mosconi y Caleta Córdova.

Como operara la Planta de Tratamiento:

La planificación prevé el pesaje de los residuos que ingresen al predio en el mismo vehículo de transporte, que se dirigirá luego a la planta de clasificación o a la de prensado, según sea su contenido. Los residuos serán descargados en un foso, desde donde serán tomados por una grúa hidráulica que los depositará sobre dos tolvas de recepción.

La tolva estará apoyada sobre dos cintas de tres metros, ubicadas en un entrepiso, y trasladarán los residuos mientras los operarios de la planta (para cuya contratación tienen prioridad 35 personas que se desempeñan hoy como trabajadores informales en el basural) rompen las bolsas en forma manual. Expuesto así, el contenido se derivan hacia la zona de descarga en otras dos cintas de 30 metros. En ambos costados de las dos cintas, los residuos serán seleccionados en forma también manual, a cargo de operarios que enviarán los materiales seleccionados a las troneras, desde donde caerán en contenedores.

En ese paso es cuando se separarán materiales recuperables como plástico, polietileno, vidrio, metales, papel y cartón, envases de aluminio o tretrapack, entre otros. Estos caerán por otras bocas a cuatro cintas de seis metros y desde cada una de ellas se trasladan los materiales a un mesón donde se produce la selección final, para ser depositados en canastos y trasladados a una compactadora para su posterior acopio, quedando disponibles para su posterior venta.

Los materiales de rechazo serán transportados a la planta de prensado. Allí se enfardarán en bloques de medidas promedio de un metro cubico y de entre 700 a 1.000 Kg y recubiertos con plástico film, para ser llevados luego al relleno sanitario.

En cuanto a los materiales orgánicos, aquellos que dentro del proceso de selección sean identificados en el grupo de los que puedan dar lugar a la producción de compost, serán derivados desde las cintas de 30 metros hacia otra específica de ocho metros ubicada de modo perpendicular, desde donde será descargada en una tercera cinta que los transporta a un molino a martillo. Alojados en un contenedor, este producto será retirado luego por un camión para que sea luego transformado en compost.

alejagm
258