Ambiente

INUNDACIONES: SE NECESITA AYUDA DESDE TODO EL PAÍS

12 de Enero del 2017 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

Inundaciones: se necesita ayuda desde todo el país

Los productores vienen enfrentando inundaciones desde hace cuatro años. Más allá de estas medidas paliativas, la solución de fondo es un plan serio de gestión, que organice la circulación de los excedentes pluviales hacia las cuencas y que organice el plan de obras que necesita toda la cuenca lechera central, que también incluye el centro y sur de Córdoba.

Así están los campos de Ramona, unos 50 kilómetros al oeste de Rafaela en la provincia de Santa Fe. Se acumularon más de 400 milímetros

A mitad del ciclo de los cultivos de verano, las intensas lluvias anegaron miles de hectáreas en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

El gobierno de Santa Fe calculó en u$s 780 millones las pérdidas del temporal de los últimos 15 días, que derivó en inundaciones en buena parte de la zona productiva provincial, y que complicó la actividad en los tambos de la región central y en el área agrícola destinada a la soja, el maíz y el girasol.

La situación es "desoladora" en la cuenca lechera provincial, que ya había sufrido de inundaciones a principios de abril último con fuerte daño para la producción. En ese sentido, el funcionario expuso que unos 869 tambos "no podrán trabajar por un mes". Así, la producción se resentirá en 1,5 millón de litros de leche diarios, lo que implica una pérdida solo productiva (sin tener en cuenta daños de infraestructura y caminos) del orden de u$s 16 millones.

Situación en Santa Fe, según especialistas del INTA

Carlos Callaci, especialista del INTA Rafaela -el centro de referencia lechero del INTA-, analizó la situación en tres departamentos santafesinos (Castellanos, San Martín y Las Colonias) junto a Clarín Rural y contó qué medidas se pueden tomar, cuando baje el agua, para intentar recuperar lo antes posible las condiciones productivas de los tambos.

“La situación es muy grave. Hay productores que directamente han cerrado el tambo, en forma transitoria y otros definitivamente, porque tienen las instalaciones de ordeñe inundadas y ningún lugar en el campo para que se echen los animales. Hay zonas, como Ramona, en donde se acumularon 400 milímetros en muy pocos días”, precisó Callaci.

Los productores que tienen algún sector del campo alto concentran los animales allí pero con muchas dificultades para sostener la oferta forrajera. “En el otoño la inundación fue muy complicada, pero al menos los productores contaban con reservas de silo y también rollos. Ahora, las lluvias llegaron antes de que se pique el maíz y encima volvieron a arruinar todas las alfalfas, que se van a perder”, explicó.

Soluciones desde Nación

El Ministerio de Agroindustria recordó que los productores que posean Certificado de Emergencia cuentan con la prórroga para el pago de los impuestos nacionales, entre otros beneficios.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) facilita los movimientos de hacienda en las zonas de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro afectadas por incendios y de Santa Fe y Córdoba que sufren inundaciones. En estas, además, efectúa recomendaciones para prevenir enfermedades zoonóticas.

Desde que se iniciaron ambos problemas, el Organismo adecuó, rápidamente, la aplicación de sus normativas y autorizó realizar movimientos de hacienda bovina desde los establecimientos afectados, exceptuando requisitos sanitarios tales como: vacunación de brucelosis bovina en terneras, revacunación antiaftosa de las categorías menores (terneros/terneras primo-vacunados), vacunación de egreso a categorías mayores con destino a otras estrategias, serología negativa a brucelosis bovina en reproductores mayores de 18 meses.

A su vez, el Pami puso a disposición unidades móviles y materiales de primeros auxilios para brindar asistencia a la población de adultos mayores en las distintas localidades afectadas.

El Ministerio de Defensa desplegó equipos de trabajo en diferentes municipios de Santa Fe para relevar los daños producidos por las inundaciones y colaborar con las tareas de apoyo a la comunidad.

Compartir en redes sociales