Noticias

JÓVENES BELGAS CREAN LA PRIMER VAJILLA COMESTIBLE

17 de Julio del 2015 | 2 min lectura| Alejandra
Compartir

Jóvenes belgas crean la primer vajilla comestible, Hélène Hoyois y Thibaut Gilquin, dos jóvenes crean la primer vajilla comestible para ahorrarse el trabajo de lavar los platos y no desperdiciar nada. Estos recipientes compuestos por fécula de papa, agua y aceite, ya se encuentran a la venta.

El proyecto llamado Do Eat, “fomenta un gesto ecológico muy simple: luchar contra los desechos producidos por los recipientes de plástico”, según afirma Gilquin. Apenas tienen el tamaño de una taza, pero estos recipientes son tan resistentes que permiten añadir alimentos o salsas de todo tipo al preparar los aperitivos.

Según sus creadores, cualquier sitio es bueno para comerse hasta el plato: fiestas privadas, inauguraciones, festivales, conferencias, cenas de empresa. Por tal motivo los venden en pequeños lotes de 20 unidades y en cantidades industriales.

"Son biodegradables, se consumen en el momento, tienen un sabor neutro que combina con ingredientes dulces o salados y además se pueden meter en el horno", explica Hélène Hoyois, una joven de apenas 25 años.

“También estamos desarrollando estrategias de comunicación como la entrega de folletos publicitarios comestibles para atraer a la gente y dar a conocer el proyecto” no sólo en Bélgica sino en otros países como España, Francia o Suiza, explica Hélène.

Compartir en redes sociales