Ambiente

CÓMO LA CRISIS CLIMÁTICA AFECTARÁ TU RENDIMIENTO LABORAL

13 de Diciembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir


Según un nuevo estudio publicado en Nature, cada grado adicional de calentamiento global provocará pérdidas de trabajo cada vez mayores, mientras que el traslado de las labores pesadas a las horas más frescas del día será menos eficaz a medida que el mundo se caliente.

India, China, Pakistán e Indonesia, donde la mayor parte de la población trabaja al aire libre, experimentarán las mayores pérdidas en general.

pero 14 países menos poblados podrían experimentar mayores pérdidas per cápita: Bangladesh, Tailandia, Gambia, Senegal, Camboya, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Qatar, Brunei Darussalam, Ghana, Togo, Benín, Sri Lanka y Nauru.

Pérdidas económicas gracias a la crisis climática

“En el clima actual a nivel mundial, aproximadamente el 30 % de las pérdidas de mano de obra pesada en la jornada laboral podrían recuperarse moviendo la mano de obra de las horas más calurosas del día”, señalan los autores del estudio. “Sin embargo, este potencial de adaptación al turno de trabajo en particular se pierde a una tasa de aproximadamente 2 % por grado de calentamiento global a medida que la exposición al calor de la mañana aumenta a niveles inseguros para el trabajo continuo, y las pérdidas de productividad de los trabajadores se aceleran con niveles más altos de calentamiento”.

RELACIONADO: NACIDOS EN 2020 SUFRIRÁN HASTA 7 VECES MÁS OLAS DE CALOR QUE SUS ABUELOS

Estos hallazgos enfatizan la importancia de encontrar mecanismos de adaptación alternativos para mantener seguros a los trabajadores, así como la importancia de limitar el calentamiento global, dice el informe.

Titulado Increased labor losses and decreased adaptation potential in a warmer world, el estudio fue publicado este martes 14 de diciembre en la revista Nature Comunicattions, y estuvo a cargo de Luke Parsons, quien dirigió un equipo de especialistas de las universidades de Duke, de Standford, de Carolina del Norte y de Washington.

DE SOL A SOL

Trabajar en condiciones calurosas y potencialmente húmedas crea riesgos para la salud y el bienestar que aumentarán a medida que el planeta se caliente. Se ha propuesto que los trabajadores podrían adaptarse al aumento de las temperaturas trasladando la mano de obra del mediodía a las horas más frescas. Sin embargo, muchos trabajadores ya dejan de trabajar por la tarde porque hace demasiado calor.

“Pensaba que las primeras horas de la mañana seguirían siendo lo suficientemente frescas como para trabajar cómodamente, pero me sorprendió la rapidez con la que incluso las horas más frescas del día se vuelven demasiado calurosas para trabajar de forma continuada”, aseguró Parsons, de la Nicholas School of the Environment, Duke University. “Me sorprendió descubrir que la capacidad de los trabajadores para adaptarse al calentamiento no sólo se reduce, sino que se reduce cada vez más rápidamente con cada grado de calentamiento global”, agregó.

Actualmente, el mundo pierde entre 280.000 y 311.000 millones de dólares al año debido a que los trabajadores se esfuerzan en condiciones de calor y humedad, y si el mundo se calienta 2° C más que ahora (unos 3° C por encima de los niveles preindustriales) esas pérdidas aumentarían a 1,6 billones de dólares. Además, existen límites fisiológicos a las combinaciones de calor y humedad que los seres humanos pueden tolerar.

Si la temperatura media mundial aumenta otros 2° C con respecto a la actual, las pérdidas de trabajo en la mitad más fría del día superarán las actuales pérdidas en la mitad más calurosa. En muchos lugares, los trabajos críticos, como las labores agrícolas y la construcción, serán casi imposibles de realizar con seguridad durante las horas de la tarde en verano.

Este es el primer estudio a escala mundial que evalúa la eficacia de trasladar el trabajo pesado a las horas más frescas del día como adaptación al cambio climático. En la actualidad, trasladar el trabajo fuera de las tres horas más calurosas del día puede recuperar alrededor del 30 % de las pérdidas de productividad. Sin embargo, esto puede causar otros problemas, por ejemplo, debido a la falta de sueño durante el tiempo cada vez más caluroso y húmedo.

“Este trabajo demuestra que para proteger a algunas de las personas más vulnerables al cambio climático -los trabajadores al aire libre de muchos países de baja latitud- tenemos que limitar el calentamiento futuro”, asegura Parsons.

“El planeta ya es más de un grado más cálido que hace un siglo, lo que está afectando a los trabajadores ahora. Cada grado adicional de cambio climático limita la capacidad de las personas para mantenerse con seguridad a sí mismas y a sus comunidades. Además, los trabajos críticos, como las labores agrícolas y la construcción, serán casi imposibles en verano en muchos lugares”.
Compartir en redes sociales