LA DECISIÓN DE JAPÓN QUE MENOS QUERÍAMOS CONOCER...



Japón anunció que abandonó la Comisión Ballenera Internacional (IWC en inglés) y la noticia fue un golpe para el corazón. La decisión, dada a conocer a través del ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, causa mucha tristeza, en medio de los intentos de proteger a estos bellos animales marinos. La noticia llega tras muchos años de enfrentamientos entre miembros de la Comisión, por estar a favor o en contra en numerosas oportunidades.

El objetivo del país asiático es reanudar la caza en julio próximo. El diario El País es bastante claro cuando advierte : “En realidad, Japón nunca dejó totalmente de cazar ballenas, sirviéndose de un punto de la moratoria de 1986 que autoriza la captura de esos animales para la investigación. Pero ahora, retomará públicamente la caza con fines comerciales, como ya hacen Islandia y Noruega, exponiéndose a una ola de críticas internacionales por parte de Gobiernos y de organizaciones de defensa de los animales”.

Suga leyó un comunicado oficial en su rueda de prensa diaria, señalando que la evidencia científica subraya que "determinadas especies y poblaciones de ballenas son abundantes".

También enfatizó que "la caza de ballenas se llevará a cabo de acuerdo con el derecho internacional y dentro de los límites de captura calculados de acuerdo con el método adoptado por la CBI para evitar un impacto negativo en los recursos cetáceos".

Una decisión anunciada

Los portales de noticias de todo el mundo ya se están haciendo eco del anuncio de Japón, que da muestras de estar en otro camino desde hace tiempo.

Japón era miembro de la CBI desde el 21 de abril de 1951 y hasta ahora había respetado la moratoria en la caza comercial de la ballena, una moratoria acordada en 1982.

“En los últimos 30 años, países como Australia y Nueva Zelandia siempre obstaculizaron los intentos japoneses de reanudar la caza comercial de especies bastante abundantes, como es el caso de las ballenas Mike. Más recientemente, su propuesta de flexibilizar las reglas de la IWC fue rechazada en una reunión anual, celebrada en Brasil en el mes de septiembre. Tokio respondió advirtiendo veladamente que esto podría llevar a su retiro de la Comisión”, informa asianews.it.

Ocurre que si bien Japón se había alineado a la moratoria adoptada en 1982 por la IWC, desde el año 1987 está cazando ballenas con criticados fines de investigación. Y la verdad es que a nivel internacional esto no deja de ser visto y considerado un modo de encubrir la verdadera caza comercial de los cetáceos.

Ya en 2007, Japón ya había dado muestras de que podría retirarse de la Comisión Internacional de Ballenas, pero luego fue persuadido de permanecer en la organización, a pedido de varios países, como es el caso de Estados Unidos.

Una vez que se retire de la IWC, Japón no podrá continuar con sus “investigaciones” en el Océano Antártico.

Acerca de la Comisión Ballenera

La Comisión Ballenera Internacional o International Whaling Commission (IWC), es un organismo  creado el día 2 de diciembre del año 1946. Tal como se lo puede leer en su página oficial ,elpreámbulo de la Convención establece que su objetivo es proporcionar la conservación adecuada de las poblaciones de ballenas y, por lo tanto, hacer posible el Desarrollo de la industria ballenera de manera ordenada.

La CBI está integrada por más de 80 países , entre los cuales se encuentran Alemania, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, República Dominicana, Estados Unidos, España, Inglaterra, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Uruguay y Perú.​

Dentro de la CBI hay dos posiciones diferentes: los países que buscan proteger y conservar a los cetáceos y aquellos países que promueven la caza controlada para uso comercial, como son Noruega e Islandia. Japón correspondía a este último grupo.


Se prevé que la retirada de Japón de la Comisión Ballenera se haga efectiva el próximo 30 de junio, para esto, Japón deberá notificarse antes del 1° de enero.
Después de darse a conocer la decisión, la organización Humane Society expresó su miedo a que Japón intente convencer a otras naciones para abandonar la organización...esto tendría consecuencias indeseadas...


Noelia Gieser, equipo Sustentar

FUENTES: elpaís.com; www.asianews.it; www.eltiempo.com; es.finance.yahoo.com; iwc.int

NoeliaGieser
0